Dolor muscular en la pantorrilla durante y después de correr

Correr es un deporte difícil, y el cuerpo necesita descanso adecuado entre carreras para recuperarse y adaptarse. El dolor en los músculos de la pantorrilla durante y después de correr puede indicar cualquier número de lesiones, muchas de las cuales están relacionadas con el exceso de entrenamiento. Según PhysioRoom.com, también puede ser señal de una distensión muscular, calambres en las piernas o del síndrome compartimental, una condición que a menudo se confunde con calambres en las piernas.

Tensión muscular

El dolor del músculo de la pantorrilla durante y después de correr puede indicar una tensión muscular de la pantorrilla. Esta lesión puede ocurrir como resultado de una falta de flexibilidad en el músculo de la pantorrilla, un calentamiento inadecuado, o por correr demasiado y no descansar lo suficiente entre carreras. La tensión del músculo de la pantorrilla por lo general se cura con reposo, hielo y terapia de calor. Toma un descanso de correr hasta que el dolor en el músculo de la pantorrilla haya desaparecido por completo.

Síndrome compartimental

El síndrome compartimental les ocurre normalmente a los corredores de alto kilometraje. Esta condición se produce cuando los músculos, los nervios y los vasos sanguíneos en la pantorrilla se expanden más allá de los confines de los compartimentos de la pierna debido a la adaptación al entrenamiento. El principal síntoma del síndrome compartimental incluye un tipo de calambres dolorosos en los músculos de la pantorrilla que comienzan cuando empiezas a correr y duran unos 20 minutos, incrementando su intensidad hasta que te ves obligado a parar. Aunque el dolor del síndrome compartimental cede con el reposo, la condición generalmente requiere cirugía para sanar adecuadamente.

Calambres en las piernas

Los calambres en las piernas son una causa común de dolor de músculo de la pantorrilla durante y después de correr. Según el Dr. Allan M. Levy, autor del "Sports Injury Handbooks" (manuales de las lesiones deportivas), los calambres en las piernas se producen cuando la tensión repetida de correr sobre superficies duras hace que las fibras musculares cerca del hueso de la espinilla se separen. En casos extremos, los calambres en las piernas pueden provocar fracturas por estrés en el hueso de la espinilla. Los calambres en las piernas por lo general desaparecen con el uso de soportes para el arco, un buen calentamiento y un cambio a una superficie de rodadura suave, como el césped, la tierra o la arena.

Prevención

En muchos casos las lesiones del músculo de la pantorrilla en los corredores se pueden evitar apegándote a la regla de la sobrecarga progresiva. Los fisiólogos de ejercicios Ross Tucker y Jonathan Dugas describen este principio de entrenamiento como "el aumento de la tensión en tu cuerpo de una manera muy gradual para que siempre puedas mantenerte al día con las tensiones al hacer las adaptaciones fisiológicas y de otra índole". Los incrementos en el kilometraje semanal que corres, por ejemplo, no deben exceder el 10 por ciento.

Más galerías de fotos



Escrito por emma cale | Traducido por katherine bastidas