Dolor muscular después del gimnasio

Después de un entrenamiento extenuante, tu cuerpo se puede sentir peor de como estaba cuando comenzaste. El dolor muscular es normal, especialmente si estás haciendo un ejercicio que es diferente o más extenuante que lo usual. El dolor muscular generalmente ocurre uno o dos días después del ejercicio y se va después de una semana. Hasta allí, puedes reducir el dolor con algunos remedios y cuidado de venta libre. Consulta a tu médico si el dolor muscular dura más de una semana.

Significado

Cuando trabajas de forma excesiva un músculo, dale tiempo para descansar y repararse. Si continúas haciendo ejercicio cuando tus músculos están fatigados, corres riesgos de más dolor o de que ocurra una lesión. El dolor muscular que está localizado o sólo afecta varios músculos, generalmente ocurre después de hacer ejercicios. El dolor muscular sistemático, por otro lado, ocurre por todo el cuerpo y generalmente está causado por una infección como lupus o la enfermedad de Lyme. Si tienes un dolor muscular sistémico consulta a tu médico para determinar la causa.

Remedios caseros

Para los primeros días después de que comience el dolor muscular, el hielo generalmente es más efectivo que el dolor para reducir el dolor muscular. Llena tu tina a la mitad con agua fría. Agrega un cubo lleno de cubos de hielo en la tina, manteniendo tu pecho sobre el nivel del agua. Quédate en el agua por un minuto. Repite cada algunas horas durante los primeros tres días. Después de los primeros tres días, el calor puede ser mejor para tus músculos doloridos. Llena una botella de agua caliente, colócala sobre tus músculos doloridos por 15 minutos por vez. Repite a cada hora (consulta la Referencia 2).

Remedios de venta libre

Aplica una crema de venta libre que contenga aspirina para suavizar el dolor y reducir la inflamación mientras tus músculos se curan. Tomar analgésicos orales de venta libre como ibuprofeno, aspirina o acetaminofeno también ayudarán a reducir el dolor temporalmente. Aunque puedes descubrir cremas con calor de venta libre, éstas te pueden irritar la piel sensible. Prueba una pequeña cantidad en tu piel antes de frotarla en tus músculos.

Advertencia

Si tu dolor muscular está acompañado por cualquier otro síntoma, como tortícolis, mareos, fiebre o dificultad para respirar, llama al centro de emergencia. Si has permitido que tus músculos descanses pero sigues experimentando dolor cada vez que haces ejercicio, ponte en contacto con tu médico. Quizás tengas una lesión, como una distensión muscular o un esguince. En algunos casos, algunas medicaciones pueden causar dolor muscular. Si experimentas dolor muscular después de hacer ejercicios y recién has comenzado a tomar una nueva medicación, consulta con tu médico para ver si este podría ser un efecto secundario.

Más galerías de fotos



Escrito por megan smith | Traducido por aldana avale