Dolor muscular después de Pilates

Pilates es un estilo de ejercicio que usa tu peso corporal como resistencia para trabajar grupos musculares. Pilates suele llevar a un dolor muscular debido a que este tipo de entrenamiento se focaliza en muchos músculos que podrías no utilizar regularmente. Pilates consiste en movimientos que trabajan mucho para llegar a músculos, con varias repeticiones, lo que puede causar dolor muscular.

Origen de Pilates

El método de entrenamiento Pilates fue creado por Joseph Pilates a comienzos del siglo XX. Pilates, un inglés que emigró a la ciudad de Nueva York, compartió su dirección con el Ballet de Nueva York. El entrenamiento Pilates fue presentado a los bailarines para ayudar a mantener sus cuerpos delgados y prepararlos para el baile. Las técnicas Pilates fusionaban resistencia, fuerza central y trabajo de estabilización.

Músculos trabajados

Pilates está diseñado para originar movimiento desde el centro, el que consiste en tus abdominales, espalda, glúteos y caderas. Estos grupos musculares son la base de todo el movimiento durante tu entrenamiento y son trabajados activamente. Los ejercicios como elevación de pierna lateral (side leg lifts), serrucho (saw) y entrecruzado (criss-crosses), activan los músculos principales en tu tronco inferior. Movimientos como planchas, giros con bicicleta y bromistas, trabajan tus abdominales y el tronco superior.

Comienzo retrasado del dolor muscular

El comienzo retrasado de la mialgia o dolor muscular suele tener lugar de 24 a 48 horas después de haber realizado el ejercicio. El entrenador deportivo Brian Mac explica que el comienzo tardío de la mialgia tiene lugar durante movimientos musculares excéntricos. Estos tipos de movimientos suceden cuando estiras tus músculos. Pilates es creado para estirar y elongar los músculos del cuerpo. Durante el estiramiento, la tensión es colocada en los músculos y esto hace que un aumento en la presión intracelular, que irrita las terminaciones nerviosas y promueve el dolor muscular.

Beneficios

Si bien podrías sentir dolor después de la sesión de entrenamiento de Pilates, estás recibiendo muchos beneficios. Pilates es un ejercicio de bajo impacto, lo que significa que reduce el riesgo de lesiones en tus articulaciones. Pilates también mejora tu flexibilidad y la circulación sanguínea. También podrías verte mejor porque Pilates usa la resistencia de tu propio cuerpo para desarrollar una figura esbelta. A medida que ganas fuerza central con Pilates, también puedes reducir cualquier dolor en la parte baja de la espalda que pudieras tener.

Más galerías de fotos



Escrito por roger cahill | Traducido por maría marcela mennucci