Dolor Muscular del ácido láctico durante el ejercicio

El ácido láctico es un subproducto normal de ejercicios de sobrecarga muscular o el ejercicio anaeróbico. Hay dos tipos de dolor relacionados con el ejercicio. El primer tipo es el dolor inmediato que se siente durante o inmediatamente después de hacer ejercicio. El segundo tipo se retrasa empezando el dolor muscular que sientes al siguiente día del entrenamiento. Hay algunas soluciones para hacer frente a los músculos doloridos.

El agua limpia tejidos

Permanece hidratado. Bebe antes, durante y después de tu entrenamiento. Tu sangre está en constante movimiento a través de los tejidos musculares que transportan el ácido láctico fuera. El dolor inmediato que experimentas durante o inmediatamente después de tu entrenamiento se quita generalmente dentro de 30 a 60 minutos. Beber agua ayuda en el proceso. Si tienes DOMS o dolor muscular de aparición tardía, mantente tomando agua y moviendo suavemente los músculos para ayudar a la circulación y mover el ácido láctico fuera.

Aumenta la circulación y el descansa

Estas dos soluciones de dolor muscular suenan como opuestas. Sin embargo, el aumento de la circulación y el descanso se complementan entre sí. Por ejemplo, si tus piernas tienen dolor de entrenamiento de ayer, no repitas un entrenamiento de piernas hoy. Tus músculos han experimentado daño tisular microscópico y necesitan tiempo para reparar. Haz un entrenamiento de brazo hoy y deja que los músculos de las piernas se reconstruyan. Este descanso se llama tiempo de construcción. Sal a caminar para aumentar la circulación en los músculos de las piernas y dejar que el ácido láctico se elimine. Estira suavemente los músculos doloridos después de tu caminata. Otras formas de aumentar la circulación son sumergirte en agua tibia o masajear suavemente la zona dolorida. Este dolor muscular de aparición tardía se quitara de uno a tres días.

Intensidad del entrenamiento

La cantidad de sobrecarga que aplicas a tu entrenamiento está directamente relacionada con la cantidad de dolor muscular que experimentas. La sobrecarga produce ácido láctico que produce el dolor; pero la sobrecarga es buena porque hace que tus músculos se vuelvan más fuertes. Si el dolor de los músculos doloridos te desanima a seguir entrenando, trata de tener un poco de sobrecarga para que tus músculos hagan progreso, pero no entrenes al fallo muscular que suele ser más doloroso. Una vez que hayas soportado la respuesta de dolor muscular inicial para hacer ejercicio, has pasado la parte más difícil; porque tus músculos se adaptarán y no te dolerá siempre, a partir de entonces. Sigue entrenando para prevenir el dolor muscular.

Permanece en buena condición

Los músculos acondicionados están acostumbrados a trabajar. Se mantienen fuertes y se adaptan a entrenar. Como principiante, experimentarás el ciclo de dolor muscular hasta que los músculos hayan aumentado la fuerza. Controla el dolor muscular durante el entrenamiento, trabajando más lento. Esto permitirá a la sangre mantenerse al día con la demanda de energía muscular y evitará algunas acumulaciones de ácido láctico. Puedes mantener tu nueva musculatura haciendo ejercicio tres veces a la semana. Si deseas seguir avanzando, tendrás que entrenar de cuatro a seis días a la semana, alternando los grupos musculares cada día. Si permaneces en buen estado, no experimentarás los dolores musculares tan a menudo.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne shaw | Traducido por roberto garcia de quevedo