Dolor en el hombro por luchar

La lucha de brazos es un deporte de combate que comprende la resistencia y la fuerza. El deporte consiste en dos personas que utilizan uno de sus brazos con los codos doblados en una superficie plana e intentan hacer que el brazo del oponente toque la superficie. Al igual que cualquier otro deporte, puede causar ciertos tipos de dolor y lesiones. Una de las quejas más comunes relacionada con la lucha de brazo es el dolor de hombro.

Causa del dolor

La lucha de brazos depende en gran medida del uso de la articulación del hombro. El hombro contiene una bola y una cavidad llamada la articulación glenohumeral, que promueve la entrada y salida de rotación circular del brazo. La articulación glenohumeral se encuentra perfectamente entre el húmero y la escápula. Sólo hay una fina pieza de cartílago para amortiguar la articulación del hombro a medida que gira entre el húmero y la escápula, y cuanto más una persona participa en la lucha de brazo, más se desgasta el cartílago que está amortiguando la articulación del hombro y el hombro comienza a carecer de estructura y apoyo, causando dolor.

Diagnóstico del dolor

Hay varias maneras de diagnosticar el dolor en el hombro. Una forma es través de un examen físico realizado por un médico de atención primaria con licencia. Durante el examen físico, el médico te pedirá que realices varios movimientos con el hombro lesionado para detectar la amplitud de movimiento y la gravedad del dolor. Otras formas de diagnosticar el dolor de hombro de una manera más detallada son la tomografía computarizada, resonancia magnética y rayos x.

Cuidado en casa

Hay algunas maneras de tratar el dolor de hombro sin intervención médica. Una forma es aplicar hielo en el área lesionada dentro de las 48 horas de la primera aparición del dolor durante 15 minutos a la vez para evitar la inflamación. Otra forma de tratar el dolor en el hombro del brazo de lucha es la aplicación de calor durante 20 minutos, justo antes de irse a la cama, para aflojar los tejidos del hombro y para promover la relajación. Nunca apliques calor después de la actividad, ya que puedes causar un aumento de los daños e inflamación en el área lesionada. Además, toma medicamentos antiinflamatorios de venta libre, como Aleve e ibuprofeno.

Intervención médica

Si el auto-tratamiento no ayuda con el dolor de hombro, puede ser necesaria la intervención médica. Un tipo de tratamiento médico que puede ayudar con el dolor de hombro es la administración de un medicamento, como un corticosteroide. Un corticosteroide se inyecta en la articulación del hombro para detener la inflamación y prevenir el dolor. La terapia física es otra forma de intervención médica en donde se utilizan ejercicios específicos para promover el fortalecimiento de la articulación del hombro lesionado. Un último recurso que se utiliza para detener el dolor de hombro es la cirugía, conocida como la artroscopia de hombro, que se utiliza para inspeccionar, diagnosticar y reparar problemas en el interior de una articulación.

Más galerías de fotos



Escrito por heather m. j. emerson | Traducido por mariela rebelo