Dolor en el hombro por el levantamiento de pesas

Si experimentas dolor en el hombro durante el levantamiento de pesas o después del entrenamiento, esto podría ser el resultado de esguinces musculares, bursitis o tendinitis o algo más grave, como una lesión en el manguito rotador u otra parte de la articulación del hombro. Comprender el origen del dolor te ayudará a determinar si debes suspender el levantamiento de pesas por un tiempo o buscar tratamiento para recuperar el uso saludable de tus hombros.

Tendinitis y bursitis

La tendinitis es la inflamación de los tendones, que son tejidos que conectan los músculos con los huesos. El Dr. Peter Gott, columnista sindicado y autor de libros tales como “Live Longer, Live Better”, señala que la tendinitis es especialmente común con las acciones repetitivas en las articulaciones, como aquellas asociadas con el levantamiento de pesas o el tenis. La bursitis es la inflamación de la bursa, un saco repleto de líquidos, y también suele ser el resultado del uso excesivo. La sensibilidad extrema y el dolor, en particular cuando levantas el brazo, ameritan una visita al médico para una evaluación. Si el problema parece ser un "episodio" de tendinitis o bursitis, se te solicitará que descanses el hombro y apliques hielo. La tendinitis o la bursitis crónicas pueden requerir inyecciones de corticosteroides o hasta incluso una intervención quirúrgica.

Desgarros del maguito rotador

Las lesiones del manguito rotador son problemas frecuentes en lanzadores de béisbol y otros atletas. El manguito rotador en realidad es una red de músculos y tendones que cubre los huesos superiores de la articulación del hombro y es esencial para levantar el brazo. Pero, a diferencia de las lesiones en el ligamento de la rodilla que incomodan a los jugadores de fútbol ofensivos, por ejemplo, los desgarros en el manguito rotador que dañan los tendones a menudo no son el resultado de un único incidente. En su lugar, el daño en el manguito rotador tiende a ocurrir en el transcurso de un largo período de tiempo y resultan de los movimientos repetitivos de los brazos por encima de la cabeza. El levantamiento de pesas es uno de los principales culpables. Una IRM y un examen físico a menudo pueden diagnosticar el problema. El descanso, la fisioterapia especial y los ejercicios de estiramiento de las articulaciones pueden ayudar, aunque los desgarros graves pueden requerir cirugía.

Reconocimiento del dolor

Cuando levantas pesas, conoces las sensaciones de los músculos que se están esforzando, al estilo "el que quiere celeste, que le cueste". Pero este dolor es temporario y debe terminar poco después de una serie de ejercicios en particular. Además, el dolor debe estar limitado a un músculo, no a las articulaciones. El dolor en la articulación del hombro se siente diferente al dolor de un esguince en los músculos del hombro, como el deltoides, cuando terminas una serie específica de elevaciones. Aprende a reconocer la deferencia. Si experimentas dolor en los hombros por el levantamiento de pesas, suspende la actividad o descansa el hombro durante unos días. Si el dolor no cede o reaparece poco después de que intentas usar la articulación del hombro, busca atención médica.

Prevención de las lesiones en el hombro

Para prevenir algunas de las afecciones ya mencionadas, una de las cosas más importantes que puedes hacer es mantener la postura adecuada al levantar pesas, en especial si lo haces por encima de la altura del hombro. Otra de las claves para preservar la seguridad es levantar la cantidad adecuada de peso o al menos contar con un entrenador que te ayude a comenzar a lidiar con más peso. Quizás puedas considerar el uso de una máquina de prensa militar (military press machine) en lugar de pesas libres, que estas últimas son más difíciles de controlar que una máquina. Pídele consejo a un entrenador o halterófilo profesional para aprender la técnica adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por valeria d'ambrosio