Dolor en los ganglios linfáticos después del entrenamiento

El dolor en los ganglios linfáticos o ganglios corporales pueden ser el resultado de los ganglios inflamados debido a una infección. No obstante, el dolor en las zonas que rodean los ganglios también pueden originarse por una lesión y los dolores extendidos resultantes. El ejercicio físico agotador puede causar que tu sistema inmune se desacelere temporalmente, lo que puede hacerte más susceptible a las infecciones en el caso de un resfriado común, gripe u otra enfermedad. No obstante, el tratamiento del dolor en los ganglios luego del ejercicio es posible y puede ayudar a aliviar estos síntomas con eficacia.

Ganglios linfáticos inflamados

Los ganglios linfáticos inflamados se pueden producir por varias causas. Entrenar a un grado extenuante puede deprimir el sistema inmune, dejándote más susceptible a las infecciones si también tienes una enfermedad o afección como resfriado común, gripe, gingivitis, mononucleosis, tuberculosis o llagas en la boca. A medida que tus glándulas se infectan, también se inflaman y pueden causar dolor en tu cuerpo.

Fatiga crónica

El dolor en los ganglios también puede estar relacionado con una afección de inmunodeficiencia, como el síndrome de fatiga crónica (CFS por su sigla en inglés). Esta es una afección crónica que puede dejarte con dolor en los ganglios y excesivamente cansado o fatigado por un período prolongado. Esto se debe a un funcionamiento lento o inadecuado del sistema inmune, que puede empeorar si haces ejercicio en extremo o al punto del agotamiento.

Lesiones

Sentir dolor en la zona de los ganglios linfáticos y otras zonas de tu cuerpo luego del entrenamiento también puede ser señal de una lesión muscular. Por ejemplo, un desgarro muscular o esguince de ligamentos puede producir dolor que irradie en el sitio de la lesión y a menudo en otras zonas de tu cuerpo, en especial en los casos de lesiones extremas como ruptura muscular. Son esenciales la forma y atención adecuadas del umbral de resistencia muscular para prevenir lesiones cuando haces ejercicios.

Tratamiento

El tratamiento para los ganglios inflamados o dolorosos depende de la causa de la inflamación. Por ejemplo, si tienes una infección en tu cuerpo que causa que tus ganglios se inflamen, probablemente te recetarán antibióticos y otros medicamentos para combatir esa infección. No obstante, si recientemente has tenido una lesión, el descanso y la aplicación de hielo en la zona desgarrada o esguinzada son una forma más beneficiosa de tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por adam fonseca | Traducido por maria eugenia gonzalez