Dolor de estómago después de comer queso

El dolor y el malestar estomacal se encuentran entre las principales razones por las cuales las personas buscan tratamiento médico de emergencia. De hecho, un estudio conducido por los Centers for Disease Control and Prevention entre los años 1999 a 2008 encontró que las visitas a la sala de emergencias por dolor abdominal aumentaron en casi un 32%.

Enfermedades digestivas

El National Institutes of Health explica que, cuando comes, tu cuerpo degrada los alimentos para que puedan ser digeridos y se puedan absorber los nutrientes. Para aquellos quienes tienen un problema digestivo, ingerir ciertos alimentos puede causar dolor, náusea, vómito y otros síntomas abdominales. Las enfermedades digestivas como la intolerancia a la lactosa, el síndrome de colon irritable y las infecciones gastrointestinales afectan hasta a 70 millones de estadounidenses, de acuerdo con National Digestive Diseases Information Clearinghouse, NDDIC.

Intolerancia a la lactosa

Si solamente tienes dolor después de comer queso, pero puedes consumir alimentos que no sean lácteos sin problema, puede que seas intolerante a la lactosa. De acuerdo con la American College of Gastroenterology, ACG, la más común intolerancia alimenticia es a la lactosa, un azúcar que se encuentra en los lácteos incluyendo, leche, queso y helado. La intolerancia a la lactosa ocurre cuando la persona carece de una enzima llamada lactasa. Esta enzima es responsable de degradar la lactosa en una forma más simple para que el cuerpo pueda absorberla fácilmente.

Síndrome del intestino irritable

La NDDIC explica que el síndrome de colon irritable es un grupo de síntomas causados cuando el colon, también conocido como intestino grueso, se irrita. Los síntomas más comunes son dolor abdominal, inflamación, gases, diarrea y estreñimiento.

Prevención

Cambiar tu dieta puede ayudar a minimizar e incluso eliminar los síntomas. La NDDIC sugiere aumentar tu ingesta de fibra. La fibra ayuda a minimizar los síntomas de estreñimiento y puede mejorar la función intestinal. Trata de comer manzanas, duraznos, brócoli crudo y zanahorias, alubias rojas (kidney beans) y habas (lima beans), pan de grano entero y cereales. La ACG recomienda limitar los lácteos. También puedes tomar enzimas de lactasa, disponibles sin receta, para ayudarte a tolerar mejor la lactosa en los productos con queso.

Advertencias

Mayo Clinic reporta que, si tienes dolor abdominal por más de 24 a 48 horas, debes contactar a tu doctor. Busca atención médica inmediata si el dolor es tan intenso que no puedes ponerte de pie, si hay sangre en tus heces, si sientes náuseas persistentes y si tu estómago está duro y rígido y suave al tacto.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por lou merino