Dolor de estómago después de comer rosetas de maíz

Las rosetas de maíz son granos enteros, un grupo de alimentos esenciales del cual muchos americanos carecen. Los granos enteros ofrecen valiosas cantidades de fibra y nutrientes, como la vitaminas del complejo B y hierro. Sin embargo, sólo porque las rosetas de maíz son nutritivas, no significa que son adecuadas para la dieta de todas las personas. El dolor que surge después de comerlas puede derivarse de una variedad de factores. Tener conocimiento de estos factores puede ayudar a guiarte a tomar decisiones sabias para tu dieta y estilo de vida.

Causas médicas

Si tienes una condición que afecta a tu tracto digestivo, comer rosetas de maíz puede estimular el dolor abdominal y otros síntomas. Si tienes diverticulitis, por ejemplo, una condición en la que pequeños sacos en tu colon se inflaman, algunos médicos sugieren evitar alimentos de grano grueso como las rosetas de maíz para evitar que algunas partículas se alojen en los sacos, disparando o empeorando el dolor. Debido a que las rosetas de maíz son una rica fuente de fibra, lo que promueve la actividad digestiva, estas pueden empeorar el dolor de estómago y la diarrea asociada a la colitis, a la enfermedad de Crohn y al síndrome de intestino irritable.

La sal y los productos lacteos

Los productos lácteos y la sal que se encuentran en algunos tipos de rosetas de maíz también pueden causar dolor de estómago y otros trastornos digestivos. Comer rosetas con mucha grasa, con mantequilla o queso puede ocasionar indigestión y retraso en la evacuación del estómago, lo que a su vez ocasiona dolor estomacal. El queso y la mantequilla también contienen lactosa, la cual produce dolor si eres intolerante a esta. Consumir rosetas de maíz con mucha sal aumenta el consumo de sodio de manera significativa, lo que puede causar inflamación y trastornos gastrointestinales.

Otras causas

El dolor abdominal es un síntoma común de gas en tu tracto digestivo y es una parte normal de la salud humana, de acuerdo con el Centro Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas. Mientras digieres alimentos con almidón ricos en carbohidratos, incluyendo las rosetas de maíz, el intestino grueso produce gases. Aunque algunos alimentos afectan afectan a las personas de manera diferente, las rosetas de maíz pueden aumentar la producción de gases en algunas personas. Si comes rosetas rápidamente, el exceso de aire que entra por tu garganta también puede ocasionar gases, por ende, dolor e inflamación.

La preparación de las rosetas de maíz y los substitutos

Si el método de preparación de las rosetas con mucha grasa o los ingredientes adicionales son lo que origina tu dolor abdominal, consume rosetas hechas con aire caliente, sazonadas con hierbas naturales o rosetas de microondas bajas en grasas. Si la textura áspera de las rosetas te causa problemas, elige alimentos de grano entero más suaves, como panes, pasta, avena y arroz integrales. Si tu médico te sugiere limitar el consumo de fibra, reemplaza las rosetas de maíz con almidones bajos en fibra, como el pan blanco, el arroz instantáneo y las galletas de soda.

Tratamiento

El dolor abdominal ocasional o ligero después de comer rosetas de maíz talvez no requiera tratamiento médico, particularmente si encuentras que cambiar tus hábitos de alimentación resuelve el problema. Para el dolor leve por indigestión, los antiácidos que no necesitan prescripción médica pueden ayudar. Para condiciones más serias, como las enfermedades digestivas, el tratamiento podría incluir medicamentos, cambios en la dieta y el estilo de vida y, en casos severos, cirugía. Para prevenir futuros síntomas, evita los alimentos que parecen ocasionar o empeorar los síntomas. Debido a que la ansiedad puede empeorar el dolor abdominal en algunos casos, buscar la relajación y manejar el estrés emocional también puede tener un papel importante en el tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por maria del rocio canales