Dolor de espalda por sentarse detrás de un escritorio

Si tu espalda te molesta después de un día de trabajo, no eres el único en sufrir de esta dolencia. De acuerdo al estudio "Carga global de enfermedades", el dolor en la espalda baja es la causa principal de incapacidades en todo el mundo. En Estados Unidos, muchas ocupaciones requieren extensos periodos de tiempo detrás de un escritorio. Una configuración ergonómica inadecuada y una postura deficiente pueden contribuir al dolor de espalda. El estiramiento, las pausas regulares para caminatas y modificar tu espacio de trabajo son alternativas para ayudar a aliviar el dolor de espalda que surge al sentarse en un escritorio.

Sentarse por demasiado tiempo

La columna vertebral está diseñada para soportar las cargas en su posición neutral curvada en forma de "S", que se adopta naturalmente cuando te levantas; al estar sentado se alteran las curvas de esta posición. Sentarse puede no ser la única causa de tu dolor de espalda, pero permanecer en esta posición por largos periodos de tiempo ciertamente puede exacerbar lesiones previas en la espalda baja. Por ejemplo, si tienes un disco herniado, tu doctor podría recomendarte evitar sentarte por largos periodos de tiempo, ya que la postura flexionada ejerce más presión sobre los discos lastimados de la espalda baja.

Postura deficiente

Encorvarse mientras estás sentado en la oficina es aún peor que hacerlo al estar de pie. La postura con la cabeza hacia adelante genera tensión en los músculos suboccipital y elevador de la escápula, causando dolores de cabeza y tensiones en los hombros. Una postura encorvada también flexiona tu columna lumbar, lo que debilita los ligamientos estabilizadores de tu espalda baja. Como si esto fuera poco, tus músculos abdominales actúan para proteger la columna, pero al encorvarlos se debilitan, dejando tu columna aún más vulnerable a lesiones.

Ergonomía deficiente

Un ambiente de trabajo mal planificado puede llevar a todo tipo de lesiones por esfuerzos repetitivos. El centro del monitor de tu computadora debe enfocarse directamente hacia tus ojos, y tus pies deben tocar el suelo mientras trabajas. Tus caderas, rodillas y codos deben estar flexionados a 90 grados. Una pequeña almohada o cojín lumbar debe reposar entre el respaldo de tu silla y la parte baja de tu espalda, manteniéndola correctamente alineada para reducir la tensión.

Tratamiento

Si sufres de dolores de espalda por estar sentado en tu oficina, asegúrate de levantarte con frecuencia y caminar a lo largo del día. Revisa tu posición ergonómica, haciendo que un amigo te fotografíe mientras estás sentado y configurando una alarma cada hora para que te recuerde comprobar tu postura. Un profesional en forma física puede enseñarte estiramientos y ejercicios para revertir los efectos de una postura deficiente. Si tu dolor de espalda viene acompañado de adormecimiento, debilidad, hormigueo o alteraciones en el intestino o vejiga, acude inmediatamente a un doctor.

Más galerías de fotos



Escrito por meredith victor | Traducido por pau epel