Dolor en la espalda baja después de sentarse en una pelota de equilibrio

Las pelotas de equilibrio son una herramienta popular entre los profesionales de la rehabilitación, los cuales han usado y apreciado por mucho tiempo el valor terapéutico de la pelota. Los instructores de acondicionamiento físico ahora las utilizan para el entrenamiento, disfrutando de la demanda a los músculos del torso al tiempo que añaden variedad a sus clases. La American Chiropractic Association halaga la pelota de estabilidad afirmando que su uso libera los inhibidores naturales del dolor, lo que resulta en la reducción del dolor en algunos pacientes. Irónicamente, el mismo balón de estabilidad que los terapeutas y profesionales del acondicionamiento físico utilizan para prevenir y tratar el dolor de espalda puede causarlo o exacerbarlo en algunos casos.

La bola

Cuando te sientas sobre la superficie inestable de un balón de estabilidad, los músculos del torso son inmediatamente desafiados. Los músculos de tu estómago, espalda, piso pélvico y cadera entran en acción como una respuesta natural a la sensación de inestabilidad, apretándose en un esfuerzo por mantener el equilibrio. Como resultado, los músculos del torso (que ayudan a mantener la postura y el equilibrio adecuado) obtienen un entrenamiento. Incluso si no haces nada más que sentarte en una pelota de estabilidad, haces ejercicio. Tus músculos del torso se mantienen activamente involucrados mientras se adaptan al movimiento constante de la pelota abajo de ti, lo cual beneficia a tu cuerpo.

Fuerza del torso

Cuando se usa como parte de tu régimen de ejercicios, el balón de estabilidad ayuda a construir la fuerza de los músculos del torso. Un torso firme se asocia a una mejor postura y equilibrio, lo que puede contribuir a mejorar el rendimiento deportivo y la prevención de lesiones. En un estudio publicado en la edición de mayo de 2007 del Journal of Strength and Conditioning Research, los investigadores concluyeron que el uso de una pelota de equilibrio para hacer abdominales (crunches) activa los músculos del torso más dramáticamente y construye la fuerza y estabilidad de manera más efectiva que las abdominales tradicionales.

Factores para el dolor de espalda

Si experimentas dolor de espalda después de estar sentado en la bola, ten en cuenta su tamaño y su firmeza, tu postura al sentarte y la cantidad de tiempo que pasas en la pelota. Si eres gordo, débil o nuevo en el uso de la pelota de equilibrio, evita una demasiado grande, demasiado pequeña o demasiado dura. Es posible que pongas en tensión los músculos de la espalda a medida que te esfuerzas por mantener el equilibrio sobre una pelota que no se adapta a tu tamaño o que es muy dura. Cuando te sientes en la bola, verifica que tu parte superior del cuerpo esté recta, con la cabeza centrada sobre la columna vertebral y los hombros directamente sobre tu cadera. Tu cadera debe estar al mismo nivel o un poco más alto que las rodillas, los muslos deben estar más o menos paralelos al piso y las rodillas deben estar por encima de los tobillos. Si has decidido que tu pelota tiene el tamaño perfecto, pero sigues teniendo dolor de espalda baja, reduce el número de minutos que te sientas en ella. Siéntate por sólo uno o dos minutos, y aumenta el tiempo poco a poco hasta 20 a 30 minutos por sesión, según como te sientas cómodo.

Condiciones previas

Si tienes un historial de dolor de espalda, habla con tu médico o fisioterapeuta acerca de si el entrenamiento en el balón de estabilidad podría ayudar o agravar tu condición. Si tu médico piensa que puedes beneficiarte con un balón de estabilidad, pídele que te muestre su uso correcto y que desarrolle un programa personalizado para ayudarte a aliviar, en lugar de exacerbar, tu dolor. Si el balón sigue causando dolor, busca otra alternativa que no ocasione dolor para el entrenamiento de tu torso.

Más galerías de fotos



Escrito por judy fisk | Traducido por maria del rocio canales