Dolor en la espalda baja después de jugar fútbol

La espalda baja no es generalmente un punto de problema para los jugadores de fútbol. Reportes extensos sobre lesiones emitidos por la American Academy of Pediatrics y otras instituciones dicen que en lugar existen más lesiones de las piernas y contusiones entre aquellos que practican el deporte. Jugar fútbol en realidad tiende a fortalecer los músculos centrales y de la espalda baja, de acuerdo con un estudio del 2009 por investigadores daneses publicado en "The Journal of Strength and Conditioning Research". Aún así, jugadores profesionales como John Terry del equipo Chelsea, quien sufrió de un disco herniado, han tenido que recuperarse de lesiones de la espalda. Si tienes la mala suerte de sufrir de dolor en la espalda baja después de jugar fútbol, un profesional de la salud te puede ayudar a determinar la causa precisa y desarrollar un plan de recuperación.

Disco herniado

El dolor en la espalda baja puede ser el resultado de un disco herniado que presiona al nervio ciático, que también puede causar debilidad de la espalda hacia la pantorrilla. Los problemas con los discos, incluyendo la hernia, pueden constituir más del 25 por ciento de las lesiones de espalda baja en los atletas, escribe Walter R. Frontera, decano de medicina física y rehabilitación en la University of Puerto Rico School of Medicine, en un texto de “Clinical Sports Medicine". Las opciones de tratamiento incluyen la fisioterapia y la cirugía. En el caso de Terry, él se sometió a la artroscopia y estaba corriendo bajo la supervisión de su médico al día siguiente de la cirugía. Regresó a jugar en la liga ocho semanas después.

Espondilosis o espondilolistesis

La espondilosis se relaciona con una fractura del pars interarticularis, una protuberancia ósea que se encuentra detrás de una vértebra espinal. Una causa relacionada del dolor de espalda, espondilolistesis, o el deslizamiento de un disco, normalmente afecta a los gimnastas, patinadores de hielo y clavadistas. Los jugadores de fútbol a menudo realizan los movimientos de torcer y arquear que causan la espondilolistesis. La flexión y arqueo repetidos crean una sensación de torpeza o dolor en la espalda baja, con o sin dolor en los glúteos, lo que indica uno de estos desórdenes de las vertebras.

Problemas estructurales

Cuando el origen del dolor es vago en los atletas de fútbol, la raíz puede ser la discrepancia en la longitud de las piernas; la rotación de la articulación sacroilíaca, que se encuentra en la pelvis, o la asimetría de la pelvis. De acuerdo con el médico Melvin R. Manning del Texas Sports Medicine en un extenso estudio de las lesiones del fútbol publicado en el 2006 en la revista “Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America", el levantamiento de talones puede asistir en la discrepancia de las piernas. Los ajustes en los entrenamientos pueden ayudar a las mujeres atletas en el fútbol de manera particular que sufren del dolor de la espalda baja debido a un desequilibrio muscular o debilidad general en los extensores de la cadera.

Tratamiento

Puedes descansar, tomar medicamentos antiinflamatorios no-esteroideos y aplicar calor para los casos leves del dolor de la espalda baja. El dolor relacionado a los problemas estructurales puede requerir de visitas a un terapeuta físico o entrenador para atender al equilibrio muscular adecuado de cada lado del cuerpo, así como fortalecer y estirar los músculos de la espalda, dice Frontera.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por glen boyd