Dolor del músculo grácil al jugar fútbol

El músculo grácil es uno de los cinco músculos aductores que forman la ingle y conectan el hueso de la pelvis con la rodilla. Jugar fútbol puede causar tensión y desgarramientos en el músculo, lo cual se siente más cuando se está activo. Consulta a tu médico si tienes alguna herida en los músculos de la ingle para observación y tratamiento.

Identificación


El músculo grácil tiene diferentes funciones para ayudarte a mover la pierna.

El músculo grácil tiene diferentes funciones para ayudarte a mover la pierna. Te permite doblar y girar las rodillas, además mueve el muslo hacia tu cadera. La mayoría de las heridas relacionadas con el músculo grácil producen tensión y desgarramientos. Las tensiones de aductores son especialmente comunes en los jugadores de fútbol. Las heridas de ingle afectan del 10% al 18% de los jugadores de fútbol, de acuerdo con la American Academy of Family Physicians. El 62% de estas heridas de ingle son desgarres del aductor.

Desgarramiento del músculo grácil


Los desgarres se catalogan en tres niveles, con variaciones de severidad.

Si estás sintiendo dolor en tu músculo grácil, la culpa probablemente es de un desgarre. Los desgarres se catalogan en tres niveles, con variaciones de severidad. Para un grado 1 de desgarre en el músculo grácil, sentirás incomodidad en la parte interna del muslo, pero esta incomodidad sólo se sentirá cuando dejes de hacer ejercicio, corras o cambies direcciones. Con un grado 2 y 3 de desgarre, sentirás un fuerte dolor cuando el músculo grácil se tense. Esto afectará el poder caminar y al correr se sentirá mucho dolor.

Otras causas


La inflamación de los músculos aductores puede ocasionar dificultar al correr.

Aunque la mayoría del dolor grácil se siente al jugar fútbol por ser un desgarre del músculo, es difícil determinar con precisión la herida exacta de la ingle. La inflamación de los músculos aductores puede ocasionar dificultar al correr, especialmente a máximas velocidades y al cambiar de direcciones, actividades que se hacen comúnmente en el fútbol. La osteítis púbica, o la lesión por estrés en el hueso púbico puede ocasionar también dolor en el músculo grácil. Con una herida de estrés en el hueso púbico, sentirás dolor cuando corras o hagas sentadillas. Otra causa potencial, aunque no tan probable, puede ser una hernia, fracturas de estrés o bursitis.

Tratamiento


Muchos medicamentos pueden ayudarte a aliviar el dolor.

Consulta a tu médico si sientes dolor en tu músculo grácil. Los desgarres de músculo con grado 3 requieren tratamiento de emergencia. Las tensiones de otros músculos pueden requerir muletas o terapias de ultrasonido. Para dolores menos graves, utiliza el método de RICE (rest, ice, compression and elevation) "descanso, hielo, compresión y elevación". Estirarse antes de empezar a jugar fútbol te puede ayudar a evitar heridas gráciles. Muchos medicamentos pueden ayudarte a aliviar el dolor. Tu médico deberá prescribirte terapia médica, dependiendo del grado de tus heridas.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por ana laura alvarez