Dolor en los dedos causado por escalar

Escalar puede ser un estimulante entrenamiento para todo el cuerpo, especialmente si se realiza al aire libre en las rocas naturales. Sin embargo, es una actividad algo complicada ya que requiere de una técnica adecuada y el equipo de seguridad necesario para evitar posibles lesiones. Como era de esperar, los escaladores a menudo se quejan de dolor en los dedos debido al intenso esfuerzo de sus manos, mientras escalan una pared de roca.

Identificar

A menudo el dolor en los dedos ocasionado por escalar se debe a lesiones en los flexores anulares de los dedos, sobre todo los ligamentos de los dedos medio y anular. Estas pequeñas bandas de tejido, los ligamentos flexores anulares, mantienen los tendones de los dedos en su lugar, permitiendo que las articulaciones se doblen. Cuando éstos se fatigan, los tendones se alejan de los huesos, causando dolor e impidiendo el movimiento adecuado del dedo.

Síntomas

Los médicos clasifican las lesiones en los ligamentos como de grado I, grado II o grado III. Una lesión de grado I es un esguince en los ligamentos circundantes, provocando dolor al apretar la mano. En una lesión de grado II, los ligamentos sufren una rotura parcial, provocando dolor al momento de apretar, por lo que es difícil de extender el dedo. Las lesiones de grado III, son las más graves y se consideran una rotura completa. Los escaladores que experimentan una lesión de grado III pueden escuchar un sonoro "crack" o "pop" y desarrollar moretones e hinchazón junto con el dolor habitual.

Tratamiento

Para una lesión de grado I, puedes hacer pequeños toques con los dedos para adquirir soporte al momento de escalar, así mismo, la realización de ejercicios de mano con Theraputty puede fortalecer los dedos. Remojar la mano en agua fría seguida de agua caliente te ayudará a aumentar el flujo de sangre hacia el área lesionada, como un masaje suave. Los ejercicios para las manos, los baños y masajes también tratan una lesión de grado II, sin embargo debes de dejar de escalar hasta que el dolor esté bajo control. Para una lesión grado III, deja de escalar inmediatamente y coloca el dedo lesionado durante 15 minutos en hielo durante los próximos dos días. Mantén la mano elevada para ayudar a reducir la hinchazón. Deja que la lesión descanse tanto como sea posible durante las primeras semanas, realizando sólo ejercicios ligeros y suaves masajes. Para recuperarte de una lesión de grado III requieres paciencia. Siempre detén cualquier rehabilitación si sientes dolor. El proceso de cicatrización completa puede llevar entre ocho y 12 semanas.

Considerar

La fracturas en los nudillos por sobre-uso y lesiones del ligamento colateral también pueden causar dolor en el dedo para los escaladores. Al igual que las lesiones en los ligamentos, las fracturas en nudillos se producen debido a una mala técnica o simplemente por subir demasiado. El nudillo se hinchará y causará un dolor severo. El reposo sigue siendo la mejor cura para una fractura de este tipo. Detén todas las actividades de escalada, por lo menos un mes o hasta bajar la hinchazón y el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por william lynch | Traducido por mariana perez