Dolor en el dedo gordo del pie que mejora con el ejercicio

El Hallux rigidus es un tipo de dolor en el dedo del pie que ocurre en la base de tu dedo gordo; en la articulación metatarsofalángica. Es un tipo común de artritis que te puede ocasionar que tu dedo gordo del pie se vuelva rígido y doloroso. Eventualmente, el hallux rigidus causa que la articulación del dedo se vuelva completamente rígida. En las etapas tempranas de esta condición, el ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor e incrementar el rango de movimiento en el dedo afectado.

Causas

El hallux rigidus es normalmente causado por mala biomecánica; al caminar o hacer ejercicio, o por anormalidades estructurales del pie. Estas anormalidades pueden llevar a la artritis de la articulación del dedo. La condición puede también ocurrir como resultado del uso y desgaste normal de la articulación. Esta condición es también hereditaria. Si tu familia tiene un historial de hallux rigidus, tienes más probabilidades de desarrollar la condición. La American College of Foot and Ankle Surgeons también indica que el sobre uso puede conducir al hallux rigidus; un exceso de movimientos de sentadillas y el agacharse.

Síntomas

Los primeros síntomas de la condición incluyen dolor y rigidez; especialmente agravados por el clima frío y la humedad. También podrías tener dificultad al correr o agacharte en cuclillas. También es probable que experimentes hinchazón y rigidez alrededor de la base de tu dedo gordo. Conforme la condición progresa el dolor puede ser constante, ponerte los zapatos puede ser doloroso y podrías tener dolor de la cadera, rodillas y de la espalda baja como resultado de los pequeños cambios en tu forma de caminar.

Tratamiento

El tratamiento a tiempo del hallux rigidus incluye la terapia física. La terapia puede ayudar a incrementar la fuerza y el rango de movimiento del dedo gordo al aliviar también el dolor. Los ejercicios de dedos y pies ayudan a mantener fuertes y funcionales a los dedos y pies. Otros tratamientos para esta condición incluyen las inyecciones de esteroides, modificación del calzado, aparatos ortopédicos y medicamento anti-inflamatorio. Como último recurso, se puede realizar una cirugía.

Ejercicios de bajo impacto

Adicional a la terapia física, el ejercicio de bajo impacto puede ayudar a aliviar el dolor y mantener la funcionalidad del dedo gordo del pie. Estos ejercicios te proporcionan los beneficios de la actividad física sin ejercer movimientos bruscos del pie o colocar tensión excesiva sobre el dedo afectado. Los ejercicios de bajo impacto incluyen el ciclismo, natación, el aparato elíptico. La natación es benéfica para aliviar la articulación del dedo y reducir la inflamación.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por glen boyd