Dolor en el dedo por el calzado de fútbol

Los botines de fútbol proveen el agarre y tracción que los jugadores necesitan para moverse por el campo de juego. Para algunos, puede también ser la fuente de un agravante dolor de dedos. Este dolor puede ocurrir por una amplia variedad de razones, incluyendo una lesión de pie sin diagnosticar, o calzados que están gastados o son del talle incorrecto. Habla con un podólogo para que revise la condición de tu pie y descubra qué tipo de calzado de fútbol u ortopédico es correcto para ti.

Condición del pie y lesiones

Los juanetes, ampollas, callos, y otras condiciones del pie pueden contribuir al dolor de pies cuando usas botines de fútbol. Según el Foot and Ankle Center of Washington, los botines de fútbol tienden a ser más pequeños que el calzado para correr, lo que puede causar que tus dedos se froten unos contra otros o contra el interior del calzado mismo. Las lesiones sin diagnosticar, como la metatarsaglia, fracturas por estrés o las torceduras de los dedos, también pueden causar dolor en tus dedos. Haz una cita con tu podólogo para descartar cualquiera de esas condiciones o lesiones de pies.

Verifica tu calzado

Para jugar mejor y controlar la pelota, los jugadores de fútbol prefieren calzados ajustados. Según Podiatry Today, los botines ajustados llevan al dolor de dedos y problemas, como las uñas encarnadas. Cuando usas botines, asegúrate de que tus dedos no estén presionados contra los costados o la parte superior del calzado. También asegúrate de tener suficiente espacio para entre la parte superior de tu calzado y tus dedos para poder moverlos. Un podólogo podría reemplazar la plantilla con un aparato ortopédico para evitar que tu pie se deslice por el calzado.

Guía para comprar calzado

Reemplaza tu calzado cada temporada. Cuando sea hora de comprar un nuevo par de botines, siempre haz que un profesional mida tu pie. Acostúmbrate a tu calzado antes de que comience la temporada de fútbol al caminar con ellos por la casa durante una hora por día. Siempre usa medias con tus botines. El calzado de cuero provee un mejor ajuste que los que están hechos con otros materiales. Sin embargo, si son demasiado pequeños, podrían contribuir al dolor de dedos. Considera también comprar inserciones de gel para ayudar a reducir el dolor de tu pie y dedos.

Otras consideraciones

Haz que verifiquen tus pies regularmente. Los pies planos, ligeros cambios en la curvatura de tus pies, defectos de postura o desarrollo de dedos en martillos pueden contribuir al dolor de dedos. Para evitar las uñas encarnadas, recorta alrededor del borde de las uñas. Si sufres de ampollas, callos u otras condiciones del pie, las almohadillas de silicona para los dedos ofrecen amortiguación y proveen alivio para los dedos. Si todavía experimentas dolor de los dedos, habla con un podólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por susan diranian | Traducido por lautaro rubertone