Dolor en el cuello por el levantamiento de pesas

Las lesiones en el cuello son una posibilidad cuando levantas pesas. Estas lesiones son producto de distintos motivos y, entender los síntomas, las opciones de tratamiento y cómo evitarlas te puede ayudar a tomar las mejores decisiones para lidiar con ellas y recuperarte del dolor. También deberías estar consciente de qué hacer si experimentas síntomas inusuales o si los tratamientos no están funcionando, pues podría ser un signo de otra condición seria.

Síntomas

Los síntomas vinculados a las lesiones en el cuello por el levantamiento de pesas son variados. Puedes experimentar cualquier cosa desde rigidez leve hasta un dolor que limite tu rango de movimiento. Comúnmente, los síntomas desaparecen después de alrededor de una semana. No obstante, si persisten o si incluyen problemas más serios, deberías consultar a tu médico. Comunícate con él sobre todo si experimentas un dolor que se irradia hasta los hombros y los brazos, si sufres entumecimiento o sientes un cosquilleo en las extremidades, si observas cambios en la función intestinal o en la vejiga o la incapacidad para tocarte el pecho con el mentón.

Causas

El levantamiento de pesas puede producir dolor en el cuello de muchas maneras. Entre algunas de las causas se incluyen la mala postura, el estiramiento excesivo del cuello, los hombros y la espalda, y las torsiones en el cuerpo en el momento de levantar. Otros motivos pueden ser la presión o tensión ejercida en el cuello y los movimientos forzados.

Tratamiento

Hay una diversa variedad de opciones de tratamiento disponibles dependiendo de la gravedad del dolor. Quizás el médico te recomiende fisioterapia y un programa de ejercicios. Esto incluye una serie de rutinas de estiramiento y fortalecimiento para aflojar los músculos y la tensión provocada por la lesión, la inmovilización a corto plazo, los medicamentos analgésicos de venta libre y las inyecciones de cortisona para aliviar la inflamación y el dolor.

Prevención

La mejor manera de evitar el dolor en el cuello por el levantamiento es usando las técnicas correctas. Flexiona las rodillas, mantén una postura natural de la espalda y no extiendas demasiado ni encorves la espalda al levantar; deja que las piernas hagan el mayor trabajo durante el levantamiento y evita torcer el cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer smith | Traducido por laura guilleron