Dolor en el cuello después de hacer flexiones

Una técnica apropiada es crucial para las flexiones. Este ejercicio trabaja un número significativo de músculos simultáneamente, y una técnica inadecuada puede fácilmente llevarte a lesiones musculares del cuello o de los hombros. Una sensación punzante en los músculos de tu cuello, después de una serie de flexiones, puede indicar distensión en dichos músculos o, en casos mas serios, un esguince.

Distensión muscular.

Un dolor en el cuello después de hacer flexiones puede ser señal de distensión muscular o un tirón en el tendón del cuello o de los hombros. Algunas veces la distensión es atribuida al sobreentrenamiento: demasiadas flexiones sin tiempo suficiente de descanso entre los ejercicios. Este tipo de afecciones generalmente incluye espasmos musculares. Otros síntomas pueden ser inflamación, dolor, calambres y en casos más severos, pérdida de la función muscular.

Esguince de cuello

Los espasmos musculares en el cuello, acompañados de dolor intenso inflamación y moretones en el área del cuello, pueden indicar que te has torcido el cuello durante las flexiones. Los esguinces de cuello son lesiones más severas que incluso afectan el rango de movimiento del cuello o de los hombros. Estas lesiones generalmente responden bien al reposo, el hielo y la terapia de calor.

Técnica adecuada

Una técnica inadecuada puede llevarte a lesionarte en un intenso ejercicio que incluya múltiples articulaciones como las flexiones. Durante las fases descendente y ascendente del ejercicio, mantén tu cabeza alineada con tu columna vertebral. Si mantienes rígido el cuello durante estas fases, o si dejas que tu cuello cuelgue, se pueden distender o lesionar los músculos del cuello. Mantén la quijada relajada durante ambas fases. Como una precaución adicional, realiza la flexión con los codos pegados a tus costillas. Esta modificación transfiere un poco de esfuerzo de la articulación del hombro a los tríceps, con lo cual puedes aliviar algunos de los espasmos en tu cuello.

Advertencia

La tortícolis espasmódica se refiere a una condición que provoca espasmos involuntarios en los músculos del cuello y la espalda alta. De acuerdo con la Merck Manuals Online Medical Library, los síntomas de esta condición incluyen repentinas y dolorosas contracciones y espasmos esporádicos en los músculos del cuello, los cuales provocan que la cabeza tome un posición irregular. La tortícolis espasmódica puede llevar a un rango de movimiento limitado así como también a problemas de postura. Visita a tu médico si las punzadas en tu cuello después de las flexiones provocan que tu cabeza gire o se incline involuntariamente.

Más galerías de fotos



Escrito por emma cale | Traducido por luis de la torre