El dolor en la cadera y la deficiencia de vitamina D

El dolor en la cadera puede impedir que trabajes, hagas ejercicio o realices las cosas que disfrutas. Hay muchas cosas que pueden causar dolor en la cadera, desde lesiones hasta enfermedades. Una deficiencia de vitamina D también puede contribuir al dolor en la cadera. The National Institutes of Health Office of Dietary Supplements señala que la deficiencia de vitamina D causa dolor en los huesos y puede resultar incluso en artritis. Resolver una deficiencia de vitamina D puede ayudarte a manejar el dolor en tu cadera.

Diagnóstico

El médico puede diagnosticar la causa de tu dolor en la cadera. Realizará un examen físico completo y te preguntará si te has caído recientemente o si has padecido otras heridas que puedan estar causando el dolor en la cadera. Él ordenará radiografías estándar de la cadera, así como otros exámenes de radiología tales como exploraciones de MRI (resonancia magnética, por su sigla en inglés) y CT (tomografía computarizada). Puede que se realicen pruebas de sangre para medir la cantidad de vitamina D en tu sangre, así como pruebas para la artritis.

Importancia de la vitamina D

La vitamina D es importante para el desarrollo óseo y la salud. Los bajos niveles de esta vitamina conducen a huesos débiles o frágiles, una condición conocida como osteoartritis. La osteoartritis es el tipo más común de artritis, según lo que señalan Centers for Disease Control and Prevention. No existe una cura para la osteoartritis. Los síntomas generalmente comienzan después de los 40 años de edad.

Efectos de la vitamina D en la artritis reumatoide

"Arthritis Today", la revista online de Arthritis Foundation establece que la deficiencia de la vitamina D puede desempeñar un papel significativo en el desarrollo de la artritis reumatoide. La artritis reumatoidea afecta el revestimiento de las articulaciones, causando inflamación dolorosa, lo que puede ocasionar la deformidad de articulaciones y la erosión del hueso.

Fuentes de vitamina D

Obtienes la vitamina D de dos fuentes: de la exposición de la luz del sol en la piel y de los alimentos y suplementos, según lo que señala el sitio web de Labtestsonline. Sólo necesitas tan poco como exponerte al sol durante cinco minutos sin protector solar un par de veces a la semana. Las personas que viven en la parte norte de los Estados Unidos no pueden obtener suficiente luz solar para producir vitamina D durante los meses de invierno, pero de todos modos hay algunos alimentos que contienen la vitamina D. Las naranjas frescas y los jugos de naranja contienen vitamina D. El salmón, el atún, los huevos, la leche y los cereales y los panes fortificados también son buenas fuentes de vitamina D.

Suplementos de vitamina D

Discute sobre el consumo de suplementos de vitamina D con tu doctor. Algunos medicamentos recetados, tales como la prednisona o los anticonvulsivos, pueden disminuir la cantidad de vitamina D en tu cuerpo. Además, revisa con tu médico cualquier prescripción o medicamentos de venta sin receta que estés tomando para asegurarte de que no sufrirás interacciones perjudiciales entre tus medicamentos recetados y la vitamina D. Evita tomar demasiada vitamina D, ya puede ocasionar náuseas y vómitos, confusión o incluso graves problemas cardíacos.

Más galerías de fotos



Escrito por lynn hetzler | Traducido por valeria garcia