Dolor de cabeza y nariz después de correr

Correr es una actividad de moderada a alta intensidad que requiere de muchos sistemas del cuerpo para trabajar tiempo extra para apoyar al gasto extra de energía. Aunque se ha probado que este nivel de ejercicio es mejor para ti que el no hacer nada, a veces puede causarte incomodidades. El dolor leve de la cabeza y la nariz después de correr normalmente no es una condición seria, pero, como con cualquier dolor del cuerpo, es mejor solicitar el consejo médico de un profesional.

Fisiología del ejercicio

Durante el ejercicio moderado a intenso como el correr, se exige más de los sistemas del cuerpo. El sistema respiratorio trabaja más fuerte para proporcionar más oxígeno a la sangre y el corazón bombea más rápido para entregar oxígeno fresco a los músculos. Incluso, el sistema digestivo participa haciéndose más lento para conservar energía requerida por los músculos. como resultado, no es raro sentir dolores e incomodidad en muchas áreas del cuerpo durante el ejercicio de manera frecuente i poco frecuente. Sin embargo, cualquier dolor recurrente debe ser revisado por un profesional de la salud ya que puede ser una señal de una enfermedad subyacente.

Presión de los senos paranasales

Siempre que haya dolor en la cabeza o los senos paranasales, los senos son la causa probable. Las senos son espacios llenos de aire en tu cabeza que conectan a tus fosas nasales y sirven varios propósitos, incluyendo el calentar el aire que inhalas, aíslan los ojos y nervios, mejorando la resonancia de la voz y protegiendo el rostro de traumas. Los senos nasales pueden infectarse, causando la acumulación de pus y dolor y presión en la cabeza y nariz. Los síntomas de infección de los senos nasales pueden ser leves o severos. Algunas personas sufren de infecciones crónicas de los senos paranasales que puede empeorar al correr. Si crees que la presión de los senos paranasales pueden ser la causa de tu dolor después de correr, consulta a tu médico para un diagnóstico y plan de tratamiento.

Clima frío

Correr en clima frío puede ser incómodo. Respirar aire frío puede causar dolor en los conductos sensibles de algunas personas. El aire frío también es más seco, lo que ocasiona que los senos se sequen, trayendo consigo el dolor y presión, dolor de cabeza y dolor en el área nasal. Si tu nariz y cabeza te duelen sólo cuando corres en clima frío, toma precauciones para protegerte de los elementos; utiliza un sombrero para atrapar calor corporal y, si las temperaturas son muy bajas, considera utilizar una capa protectora sobre tu boca y nariz para evitar respirar el aire frío. En casa, mantén prendido un humidificador para dar humedad al aire lo que ayudará a mantener tus senos paranasales sanos, incluso cuando no estés afuera corriendo.

Otras causas

Otras causas de dolor en la cabeza y nariz al correr podrían incluir las migrañas crónicas, deshidratación, fatiga, presión sanguínea alta u otras condiciones subyacentes. La mayoría de los dolores leves de cabeza después de correr no son serias y son el resultado de la dilatación de vasos sanguíneos dentro del cráneo. Sin embargo, los dolores de cabeza más severos y otros dolores, o aquellos acompañados de náusea, vómito o visión nublada, deben ser revisados por un médico, ya que pueden ser señal de una condición seria.

Más galerías de fotos



Escrito por jody braverman | Traducido por glen boyd