Tengo dolor en el brazo luego de una pulseada

Las pulseadas pueden generar lesiones en los brazos similares a las que se producen al intentar levantar demasiado peso en el gimnasio. Los músculos, tendones y ligamentos de tu hombro, brazo y codo están especialmente en riesgo de sufrir una lesión. Busca atención médica si sospechas que tienes una lesión severa. Tu médico puede hacerte radiografías para evaluar si hay lesiones en los huesos o solicitar una resonancia magnética para examinar el alcance de la lesión.

Distensiones y esguinces menores

Las distensiones y los esguinces son lesiones menores que pueden generar dolor luego de una pulseada. Las distensiones consisten en fibras de los músculos o tendones estirados o desgarrados. Los esguinces son ligamentos desgarrados o estirados. Las lesiones de grado uno involucran el menor desgarro o estiramiento del tejido, con un dolor leve y piel ligeramente caliente o no enrojecida. Las lesiones de grado dos consisten en tejidos desgarrados y más dolor, particularmente al estirar o contraer el músculo. Los músculos de tu brazo pueden sentirse inflamados y tibios o calientes al tacto. El dolor y otros síntomas de estas lesiones pueden durar entre 24 y 72 horas.

Distensiones y esguinces severos

Las distensiones y los esguinces de grado tres se producen cuando se te desgarra la mayor parte de las fibras de un músculo o del tejido de los ligamentos en tus articulaciones. Estas lesiones severas producen un dolor inmediato y extremo. También puedes sentir un calor prologado en la piel, enrojecimiento e inflamación. El contorno de tu músculo puede cambiar visiblemente como resultado de un daño severo del tejido. Estas lesiones pueden eliminar completamente o reducir severamente el funcionamiento del músculo de tu brazo.

Tratamiento para distensiones y esguinces

Tratar inmediatamente las distensiones y los esguinces luego de una pulseada puede evitar que la lesión empeore. Deja que los tejidos de tu brazo comiencen a curarse evitando cargar peso con tu brazo. Aplicar hielo de 15 a 30 minutos cada dos horas puede reducir el dolor, el enrojecimiento y la inflamación. Colocar una presión ligera usando vendas elásticas por 30 minutos puede frenar la hemorragia interna y la inflamación. Elevar tu brazo entre seis y 12 pulgadas por encima de tu corazón reduce el flujo de sangre y cualquier hemorragia interna. Las lesiones severas pueden requerir inmovilización con una venda o tablilla. Tu médico puede sugerir una cirugía como último recursos para las distensiones y los esguinces particularmente severos.

Fractura de hueso

La fractura de la diáfisis del húmero es una de las lesiones más comunes de las pulseadas, según un artículo de 2010 escrito por los investigadores de "Germany’s University Hospital Bergmannsheil". Las fracturas causan un severo dolor en el brazo y una pérdida inmediata de la fuerza en la mano. Si tienes una fractura completa, podrías ver cambios en el contorno de tu brazo. Tu brazo puede sentirse sensible al tacto y podrías sentir frío en tus brazos o manos si el suministro de sangre está interrumpido. Las fracturas requieren atención médica inmediata. Tu doctor tal vez pueda volver a alinear los huesos sin cirugía o podría aplicar clavos y pernos durante una cirugía para unir los fragmentos de hueso.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por azul benito