Dolor articular por el levantamiento de pesas

El dolor articular por el levantamiento de pesas probablemente indique estrés por movimientos repetitivos. La sobrecarga o el uso excesivo de cualquier articulación del cuerpo eventualmente puede causar el desgaste de los músculos, tendones y huesos y ese estrés resulta en una lesión. Incluso un mal desempeño durante el levantamiento de pesas puede dañar tus articulaciones, lo que desencadena el dolor.

Dolor

Si eres como las demás personas, seguramente has oído el viejo dicho "el que quiere celeste, que le cueste", pero este no es el caso cuando se trata del levantamiento de pesas. Tan pronto sientas dolor debes suspender el ejercicio, así lo advierte la American Academy of Family Physicians. El dolor en el cuerpo te indica que algo anda mal. Si sigues entrenando a pesar del dolor puedes tener una lesión grave. Eso sí, el dolor articular es muy diferente a la sensación de ardor leve que sientes en los músculos a causa del levantamiento, así que presta atención a las señales del cuerpo.

Forma

Para reducir las posibilidades de lesión y el subsiguiente dolor, lo esencial es entrenar de la forma adecuada. Si eres principiante en el levantamiento de pesas, habla con un entrenador personal. La mayoría de los especialistas en los gimnasios pueden enseñarte a usar correctamente los equipos disponibles. Una sesión de media hora te permitirá familiarizarte con los conceptos básicos del entrenamiento de fuerza y evitarás una lesión. Incluso las personas que han levantado pesas durante años pueden beneficiarse del entrenamiento con profesionales. Realizar tu rutina habitual bajo la supervisión de un entrenador te ayudará a identificar los errores en tu técnica y puedes hacer correcciones para prevenir el estrés por movimientos repetitivos y las lesiones.

Pesas

Además de la técnica adecuada, levantar la cantidad adecuada de peso para tu nivel de aptitud física también es importante, en especial cuando se trata de las articulaciones. Sobrecargar las articulaciones con mucho peso puede resultar en una lesión. Lo mejor es comenzar con el peso adecuado en tu caso y hacer entre 12 y 15 repeticiones. La carga adecuada no sólo ayuda a desarrollar músculo sin dañar las articulaciones, sino que también fortalece los huesos.

Tratamiento

Si experimentas dolor articular por el levantamiento de pesas, descansa y aplica hielo en la zona afectada. El descanso le brinda a las articulaciones tiempo para sanar mientras que el hielo reduce la inflamación que contribuye al malestar. Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno, el naxopreno o la aspirina, pueden reducir el dolor articular. A medida que el dolor cede, puedes retomar tu entrenamiento habitual, pero hazlo lentamente al principio. Asegúrate de estirar antes del levantamiento y reduce el peso a medida que retomas tu entrenamiento habitual. Si el dolor es grave, se reduce tu rango de movimiento, lo experimentas durante otras actividades o persiste por más de una semana, habla con el médico.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por valeria d'ambrosio