Dolor en las articulaciones de las piernas después de correr

Cuando corres largas distancias, haces alrededor de 1.500 pasos por milla. Eso es cerca de 40.000 en una sola maratón. Por lo tanto, tus articulaciones tienen que disipar una cantidad formidable de tensión de impacto con el fin de seguir funcionando correctamente. Aunque tu cadera, rodilla y tobillo por lo general hacen un buen trabajo, los dolores ocasionales en los músculos, tendones y huesos de estas áreas son casi inevitables.

Dolor en las caderas

La cadera es una articulación de bola y cavidad con un gran número de músculos, tendones y fascia adjuntos. El dolor en el área de la cadera en los corredores con mayor frecuencia resulta de un pinzamiento del nervio ciático cuando pasa a través de los músculos en el trasero, una condición llamada síndrome piriforme. La inflamación de la banda iliotibial, que conecta la parte superior de la cadera y llega hasta la rodilla, es otra fuente común de dolor de la cadera en los corredores. La bursitis, la fractura de la cabeza femoral y la disfunción de la articulación sacroilíaca son otras causas menos comunes de dolor en esta zona.

Dolor de rodilla

La rodilla es la articulación más frecuentemente lesionada en el cuerpo de los corredores. Mientras que muchas cosas pueden salir mal, entre ellas cartílago desgarrado, distensión de ligamentos, síndrome de la banda iliotibial y complicaciones de osteoartritis, la enfermedad más común es el síndrome de dolor patelofemoral, más conocido como "rodilla de corredor". Esto resulta cuando la rótula no se mueve adecuadamente cuando se desliza debajo del hueso durante el ciclo de zancada, causando perturbaciones en las estructuras adyacentes. El fortalecimiento de los cuádriceps puede proporcionar alivio si el descanso no es suficiente.

Dolor en el tobillo

Según la Dra. Cathy Fieseler, la queja más común relacionada con el tobillo en corredores de fondo es la tendinitis. La inflamación del tendón tibial posterior, los tendones peroneos o el tendón de Aquiles hace cojear regularmente a los corredores, mientras que los esguinces de tobillo, la tenosinovitis y las fracturas por estrés son problemas menos comunes. El tratamiento de la tendinitis por lo general incluye un período de descanso, hielo, medicamentos antiinflamatorios y, cuando sea necesario, plantillas para el calzado, como zapatos ortopédicos para abordar aberraciones biomecánicas subyacentes. Debes evitar correr en terreno montañoso o irregular siempre que experimentes dolor en el tobillo.

Metatarsalgia

La metatarsalgia es dolor en las articulaciones metatarsofalángicas, donde los huesos metatarsianos se encuentran con los huesos proximales de los dedos de los pies. Estas articulaciones son las análogas en la parte inferior del cuerpo de los nudillos de las manos. La causa más común de dolor y lesiones en esta área es, según Wellington Chiropractic, la distribución del peso anormal en el aterrizaje como consecuencia de un defecto intrínseco de los músculos de los dedos de los pies al hacer su trabajo. Este dolor, que se centra en la parte inferior del pie y aumenta en forma gradual, por lo general puede ser eliminado con hielo y nuevos zapatos.

Más galerías de fotos



Escrito por l. t. davidson | Traducido por eva ortiz