Dolor de articulaciones cuando corres sobre arena suave

Lo genial de correr es que lo puedes hacer casi en cualquier lugar y con muy poco equipamiento. Aunque uno de los lugares más atractivos es correr en la playa, la superficie más blanda de la arena presenta a tu cuerpo diferentes tipos de estrés que se puede ver en tus articulaciones.

Problemas de piel y tobillo


Controlar la bola de tu pie ayuda a prevenir lesiones.

Cuando corres en la playa, el primer contacto entre tú y la arena ocurre en tu talón. El descenso establece la base para el descanso de tu pie para apoyarlo correctamente. Si tu talón rueda, el arco de tu piel colapsará más temprano que si no lo hiera y puedes desarrollar un síndrome de túnel del tarso o fascitis plantar debido a la pronación. Si tu talón rueda hacia afuera, puedes hacer supinación, por lo que el arco de tu pie puede quedar alto y perderás algo de tu absorción natural del impacto. Esto establece la base para problemas más altos, en tus rodillas y espalda.

Problemas de rodilla


Las lesiones de rodilla son más frecuentes en superficies desparejas.

La lesión más común al correr en la playa es la lesión de rodilla. Si tu pie no camina recto, pero gira hacia adentro y fuera, hace un estrés anormal en tu rodilla, que es la unión bisagra y sólo está diseñada para doblarse en línea recta. Si agregas estrés lateral a la misma, como cuando haces pronación o supinación en tu rodilla, puedes causar tensión en tus ligamentos o estrés en los ligamentos internos de la rodilla.

Problemas en la cadera y la parte baja de la espalda


Las superficies de la playa pueden ser duras o blandas para correr.

Seguido al estrés de correr con tu pierna hacia arriba, la cadera es la siguiente articulación que lo sufre. El síndrome de banda iliotibial ocurre cuando se gira tu cadera con cada paso, irritando el ligamento que pasa justo por encima de tu cadera hacia abajo, a la parte externa de tu rodilla. La parte baja de tu espalda es la que absorbe impacto para el resto de tu columna y cada que la pierna no absorbe el impacto para el que está diseñada, se coloca más demanda en las articulaciones de la parte baja de tu espalda. Esto puede estresar los discos de la columna, causando más desgaste.

Prevención y manejo


El estiramiento puede llevar al mínimo los riesgos de lesiones mientras corres.

Será mejor si estiras antes de correr. Presta particular atención al estiramiento de la pantorrilla. Además, observa la superficie frente a ti. La arena húmeda generalmente es más dura pero puede parecer blanda cuando pasan por allí las olas. Trata de correr en la parte más plana de la playa porque la inclinación puede ser estresante para tu pie y rodillas. Recuerda que tu pie golpea el suelo alrededor de 1000 veces por milla, por lo tanto un pequeño estrés puede ser mayor.

Más galerías de fotos



Escrito por greg cooper, d.c. | Traducido por aldana avale