Dolor en la articulación de la cadera derecha al correr

Si sientes que tu cadera derecha te duele regularmente cuando corres, esto podría señalar el inicio de una lesión por sobreuso. Los corredores a menudo son propensos a lesiones en las articulaciones como resultado de correr sobre superficies duras como el asfalto, o por sobreentrenamiento. El dolor que sientes en la cadera derecha mientras corres podría indicar un desgarro del labrum en la cavidad de la articulación, el síndrome de cadera o bursitis de cadera. Habla con tu médico si el dolor se vuelve insoportable y si experimentas pérdida de la función en la articulación.

Desgarro del labrum

Esta condición ocurre cuando el revestimiento cartilaginoso de la cavidad de la cadera se erosiona debido al estrés o trauma repetitivo. Aparte de dolor, los síntomas de un desgarro del labrum incluyen rigidez, reducción de la amplitud de movimiento en la cadera y bloqueo de la articulación. Esta condición es una lesión grave y suele requerir cirugía.

Síndrome de cadera

Esta condición se produce cuando los músculos de la cadera entran en contacto con el hueso del muslo o la pelvis. La lesión se puede producir externa o internamente en los corredores; la primera suele incluir los glúteos, mientras que la segunda abarca los flexores de la cadera. Si los flexores se ven afectados, entonces la condición tiende a causar un dolor significativo, así como un chasquido seco que es audible mientras corres. Consulta a tu médico si tienes estos síntomas.

Bursitis trocantérea

Esta condición es una lesión crónica común que afecta a la cadera. La bursa trocantérica es un saco lleno de líquido que se encuentra entre el trocánter mayor en la parte superior del hueso del muslo y los músculos de la cadera. Las actividades repetitivas, como correr, pueden provocar inflamación en la bursa trocantérica, y con frecuencia los músculos apretados de la cadera pueden exacerbar la bursitis trocantérea. Esta condición responde bien a la terapia de hielo y calor. Deja de correr hasta que el dolor haya disminuido por completo.

Prevención

Una vez que tu cadera derecha se haya recuperado, puedes tomar algunas medidas preventivas para evitar que se repitan este tipo de lesiones. Los corredores se benefician de realizar un calentamiento y enfriamiento adecuado antes y después de las carreras. También debes sustituir tus zapatos para correr cada 350 a 500 millas. Aumenta tu millaje en un 10% por semana como máximo, y redúcelo cada tres semanas para permitir que tu cuerpo tenga tiempo para recuperarse antes de agregar más millas a tus carreras de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por emma cale | Traducido por patricia a. palma