Dolor en el área inguinal y en las caderas al levantarte y caminar

El dolor en las caderas y área inguinal puede indicar una lesión de tejido blando en las caderas o ingle o un nervio comprimido. Las posibles lesiones de tejido blando incluyen esguinces musculares, artritis de cadera y hernias. Levantarte, caminar y otras actividades pueden empeorar los síntomas. Los tratamientos varían, pero suelen incluir reposo, hielo y fisioterapia. Consulta con un médico para obtener un diagnóstico y opciones de tratamiento.

Esguinces musculares y hernias

Un esguince o desgarro de los músculos aductores o tendones, que están ubicados en la parte interna de los muslos e ingle, pueden causar dolor de ingle. Síntomas adicionales incluyen rigidez de las caderas, debilidad muscular e inflamación. Levantarte y caminar pueden incrementar el dolor que sientes. El esguince de aductor también se denomina hernia deportiva o pubalgia atlética, que puede desarrollarse en una hernia inguinal. La hernia inguinal ocurre cuando parte del intestino delgado sobresale a través de los músculos inguinales. A diferencia de la hernia inguinal, la hernia deportiva no provoca un bulto en la ingle, de acuerdo a American Academy of Orthopaedic Surgeons.

Osteoartritis de las caderas

La osteoartritis de las caderas es el desgaste o degeneración del cartílago de las caderas. Junto con el dolor de caderas y de ingle, puedes experimentar rigidez en las articulaciones, quiebres y pérdida muscular o atrofia. Las actividades que implican peso, como caminar, pueden incrementar los síntomas y continuar degenerando las articulaciones. Una complicación de la osteoartritis de cadera incluye proyecciones óseas o espolones óseos, que pueden provocar más dolor, "atrapadas" de caderas y movimiento reducido en las caderas.

Compresión nerviosa

El bloqueo del obturador o nervios inguinales puede conllevar a dolor inguinal o dolor en las caderas. La cirugías de caderas o espalda, la rigidez muscular o un tumor pueden provocar la compresión o bloqueo de nervios. De acuerdo a un artículo publicado en el 2008 denominado "Current Reviews of Musculoskeletal Medicine" (referencias actuales respecto de la medicina musculoesquelética), una lesión en las caderas, ingle o espalda baja generalmente ocurre al bloquearse el nervio obturador. El entumecimiento, el cosquilleo, la debilidad muscular y los dolores punzantes en la ingle son síntomas adicionales que puedes experimentar. Levantarte, caminar y otras actividades probablemente empeorarán los síntomas y, por lo tanto, pueden hacer que cojees.

Causas adicionales

Las lesiones del labrum acetabular, la tendinitis, las fracturas por estrés del hueso del muslo, la osteitis pública y el disco protuberante o nervio comprimido en la espalda baja son causas adicionales del dolor de ingle y caderas. La lesión del labrum acetabular ocurre cuando el cartílago alrededor de las caderas se desgarra, lo que conlleva a dolor e inestabilidad de las articulaciones. Estas lesiones también pueden aumentar el riesgo de desarrollar osteoartritis. La osteitis púbica es la inflamación del hueso púbico, que resulta en dolor que puede ir desde el hueso púbico hasta la ingle y cadera anterior.

Tratamiento

El tratamiento inicial puede incluir reposo, hielo, compresión y elevación de las caderas y pierna. Para reducir aún más el dolor, puedes necesitar fármacos antiinflamatorios no esteroideos, tales como ibuprofeno, y puedes utilizar muletas para caminar. El médico puede recomendar fisioterapia o cirugía para lesiones graves. La fisioterapia te ayuda a controlar los síntomas, recobrar flexibilidad y generar fuerza en las caderas y centro. Consulta con un médico respecto de los tratamientos adicionales como suplementos de glucosamina para la artritis e inyecciones de corticosteroides para la osteitis pública y tendinitis

Más galerías de fotos



Escrito por hannah mich | Traducido por florencia prieto