El dolor en el arco del pie y el ciclismo

El dolor en los pies puede no parecer un resultado del ciclismo, particularmente cuando la actividad es bien considerada por su habilidad de aliviar la presión colocada en la parte baja del cuerpo. Pero cuando no se le presta atención a la forma y el calzado correctos, las lesiones pueden suceder. Estas pueden ser lo suficientemente dolorosas como para limitar tu habilidad de andar en bicicleta, pero con los cuidados apropiados y unos pocos ajustes, debería ser fácil corregirlas.

Causas

El dolor en el arco del pie suele ser el resultado de un esguince causado por colocar mucha presión en el arco. Esto puede suceder cuando el calzado no sostiene apropiadamente el arco ni lo mantiene en su lugar. También puede ocurrir cuando pedaleas de forma inapropiada, lo cual también puede ocasionar muchos otros problemas relacionados con el ciclismo.

Condiciones posibles

La causa más probable del dolor en el arco es una inflamación, un desgaste o un desgarro parcial del músculo plantar. Esta condición se llama fascitis plantar y es común entre aquellas personas cuyas actividades colocan una gran cantidad de presión sobre la parte de abajo del pie. Los corredores también tienen este problema. Cuando se resiste la fascitis plantar y no se la trata, puede no curarse apropiadamente y puede generar depósitos de calcio, también llamados espolones. Estos espolones también pueden causar dolor en la parte de abajo del pie.

Tratamiento

El descanso es fundamentar para tratar la fascitis plantar, particularmente si quieres evitar que se desarrollen los espolones. Seguir haciendo ejercicio sólo prolongará el dolor y la funcionalidad parcial del músculo. Incluso puede agravar la condición. Usa hielo para reducir la inflamación de tu pie y toma anti inflamatorios sin esteroides para reducir la inflamación y aliviar el dolor. Hacer estiramientos suaves y, en algunos casos, la fisioterapia, también pueden ayudar.

Prevención

Encontrar un calzado que sostenga bien tu arco puede ayudar mucho a prevenir problemas futuros. El calzado de entrenamiento cruzado es muy útil por su cambrillón rígido en la planta del pie, y la mayoría del calzado para ciclismo está diseñado para sostener el arco. También deberías asegurarte de que las bolas de tus pies esté ubicadas firmemente sobre el pedal al andar en bicicleta. Hacer presión con tus dedos puede añadir un exceso de presión sobre tus músculos plantares, lo cual puede aumentar los riesgos de sufrir una lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por azul benito