Dolor agudo en los tendones de la corva por correr

Correr con los tendones de la corva tensos puede causarte muchos otros problemas, desde desgarres en las ingles hasta dolor en la espalda baja. Los tendones de la corva se componen de tres músculos en la parte trasera de cada uno de tus muslos. Los músculos son responsables de poder sentarte, pararte y moverte. Estos músculos son fuertes y cuando desarrollas un dolor agudo, ya sea durante o después de correr, el dolor es debilitante.

Jalón de tendones

Tres músculos conforman los tendones de la corva detrás de tus muslos. Este grupo muscular sirve principalmente para doblar tus rodillas y llevar la pierna hacia atrás al estar corriendo. El dolor profundo y severo causado por un jalón o tensión es muy común entre los velocistas, de acuerdo con la Sports Injury Clinic. Se restringe mucho la movilidad cuando jalas un tendón de la corva. Notarás hinchazón en la parte trasera de tu muslo y probablemente comenzarás a cojear. Busca tratamiento rápidamente para evitar un desgarre. Descansa y aplica hielo al área dolorida. Inicia ejercicios de estiramiento y fortalecimiento tan pronto baje la hinchazón.

Calambres

Los calambres en las piernas son comunes en todos los corredores en algún momento, especialmente durante los periodos en los que entrenas de manera intensa. Los calambres normalmente son resultado de la deshidratación y no bebes suficiente agua o de bajos niveles de potasio, sal y electrolitos. Los calambres en las piernas pueden dañar tus músculos al desgarrar las fibras con los espasmos. Un masaje deportivo suave puede ayudar a aflojar la tensión y aliviar los calambres en tus tendones. Bebe bebidas deportivas fortalecidas con electrolitos para evitar los calambres.

Ciática

Cuando un nervio se pellizca entre las vértebras de tu columna, el dolor se irradia hasta tu pierna y puede crear mucho dolor en tus tendones de la corva. Un disco fuera de lugar, tensión muscular y la degeneración del hueso puede causar compresión. El dolor bien puede empeorar después de haber corrido cuando te sientas. Puedes experimentar dolores agudos repentinos cuando te pones de pie o te agachas. Reposo en cama, medicamento anti-inflamatorio y terapia de calor pueden aliviar el dolor en laparte trasera de tu muslo y tu espalda baja. Un daño severo podría requerir de una cirugía.

Tendones tensos

Puedes haber nacido con músculos en los tendones de la corva cortos que se desgarran fácilmente al correr. Eventualmente limitarán tu habilidad para correr y afectar tu postura. Los tendones de la corva también se tensionan si no te estiras lo suficiente antes y después de correr o cuando no calientas tus músculos. La persistencia de tendones tensionados no sólo causan intenso dolor en los muslos sino que también te causan problemas en la espalda baja y la ciática. El estiramiento correcto y los masajes pueden aliviar los tendones tensos que pueden conducirte a un mejor desempeño al correr y a reducir el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por glen boyd