Cómo doblar un pañal de tela

Los pañales de tela pueden ser más económicos y mejores para el medio ambiente que los pañales plásticos. Cuando escojas utilizar pañales de tela tendrás una gran variedad de opciones disponibles en el estilo de reuso que utilices. Pre-dobla los pañales tiene un grosor extra en el centro de éstos, y a pesar de su nombre, requerirá doblarlos para poder ajustarlos de forma correcta a tu bebé. Los pañales chatos son otra opción que requieren que los dobles, para poder colocarle a tus bebé estos grandes y planos pañales de tela.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pañales pre-doblados
  • Cobertores para pañales
  • Pañales planos

Instrucciones

    Pre-doblados

  1. Coloca el pañal pre-doblado en una superficie plana de modo que los extremos más cortos estén en la parte superior e inferior. Desliza el cobertor de tu pañal por debajo del pañal pre-doblado de modo que tengas una idea del tamaño al que debes llegar.

  2. Dobla el borde inferior de modo que el pañal sea ligeramente más corto que el cobertor del pañal.

  3. Dobla las esquinas izquierda y derecha hacia el centro, para hacer que el pañal sea más estrecho que el cobertor. Deja los bordes superiores del pañal pre-doblado ligeramente más ancho, siguiendo la forma del cobertor, creando así "alas" que envolverán la cintura del bebé.

  4. Coloca el pañal pre-doblado y el cobertor debajo del bebé y acomódalos de modo que se ajusten al bebé y que el cobertor sostenga al pañal en su lugar. Para evitar fugas, el pañal no debe expandirse más allá del cobertor.

    Planos

  1. Coloca el pañal plano sobre una superficie para doblarlo. Alisa el pañal para remover las arrugas.

  2. Lleva las esquinas opuestas a que se toquen en el centro, creando así la forma de una cometa, según aconseja Anne Yelland, autora de "The Baby Instruction Guide" ("La guía de instrucciones para los bebés"). Debes tener ahora una pequeña punta en la parte superior del pañal doblado y una punta más grande en la parte inferior, dándote así la forma de la cometa.

  3. Dobla la punta corta para crear un pliegue plano en la parte superior del pañal. El pañal debe tener ahora la forma de un triángulo.

  4. Lleva la punta más grande del triángulo a que toque el extremo doblado y plano. Esto creará un trapezoide con el lado más ancho en la parte superior, que irá en la espalda del bebé, y un extremo más estrecho en la parte inferior, por donde irán las piernas del bebé y contra su vientre.

  5. Coloca al bebé en el pañal doblado de modo que su espalda esté contra la parte superior y más ancha del trapezoide. Lleva el extremo estrecho por entre las piernas del bebé. Envuélvelo alrededor del bebé y asegúralo con broches o un cobertor para pañales.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por andrés marino ruiz