Cómo doblar una esquiadora NordicTrack

La primera máquina esquiadora a campo traviesa fue diseñada para entrenar a los esquiadores de esta disciplina. Hoy en día, millones de personas usan estas máquinas esquiadoras para hacer ejercicio cardiovascular y cumplir sus metas de acondicionamiento físico. La esquiador NordicTrack Classic posee dos cuerdas o poleas de tensión que son jaladas con ambas manos y plataformas deslizantes para los pies que imitan el movimiento de los esquís. Es una máquina ligera que puedes transportar con facilidad doblándola a su posición de almacenaje.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Afloja las perillas de la almohadilla de la cadera, girándolas hacia la derecha. La almohadilla de la cadera es un cojín que sobresale de la máquina y contra el que te inclinas al ejercitarte. Encuentra las perillas en ambos lados de la almohadilla, conectados al tubo vertical de la estructura.

  2. Inclina la almohadilla de la cadera hacia arriba, de forma que quede situada a unas 7 pulgadas debajo del tubo vertical. Esto quita la almohadilla del camino para que puedas doblar la esquiadora. Aprieta las perillas de la almohadilla, girándolas hacia la izquierda, para fijar esta parte en la posición de almacenaje.

  3. Sostén el marco principal de la esquiador con una mano y usa la otro para presiona los dos botones situados detrás de las perillas de la almohadilla. Hay uno en cada lado. Baja el tubo vertical, de forma que descanse sobre la base del esquiadora, con la almohadilla situada en el medio de las dos partes.

  4. Encuentra la perilla en la base del tubo vertical y gírala a la izquierda para apretarla, fijando el tubo en la posición de almacenaje. Con esto, tu esquiadora estará lista para ser guardada. Al hacerlo, colócala de forma horizontal, de forma que la almohadilla quede dirigida hacia el suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por barbara froek | Traducido por eduardo moguel