¿Cómo saber que el divorcio es la mejor decisión?

Divorciarse es una decisión sumamente personal, y no debes tomarla a la ligera. Si estás contemplando terminar tu matrimonio, puedes estar pensando en las posibles consecuencias de tus acciones. Puedes estarte preguntando si sería más fácil estar casado que lidiar con el tumulto emocional y las presiones financieras que acarrea un divorcio. Si tienes hijos, puedes querer permanecer con tu pareja por el bienestar de ellos. Cada situación es diferente y, al final, tú eres la única persona que puede decidir si el divorcio es lo correcto.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cosas que necesitarás

Instrucciones

    Paso 1

  1. Pregúntate cuáles serían tus razones para permanecer casado. Si tienes un objetivo en mente que pudieras lograr si resuelves tus problemas matrimoniales, es más probable que tu relación perdure, dice Susan Pease Gadoua, autora de "Contemplating divorce" (Considerando el divorcio). Puedes plantear un objetivo para mantener un familia con dos padres o trabajar tus problemas de confianza para mejorar tu relación y tu autoestima. Si tu razón principal para seguir casado es evitar emociones difíciles, es menos probable que el matrimonio sobreviva, dice Gadoua. Permanecer casado porque tienes miedo a estar solo o no puedes imaginar pasar tiempo lejos de tus hijos no te conducirá a la felicidad.

  2. Asegúrate de que has hecho todo lo posible para mejorar tu relación. Si ambas partes están comprometidas a trabajar sus diferencias para crear una relación más sana, el matrimonio puede salvarse, dice Gadoua. Si ambos quieren que el matrimonio dure, consideren tomar terapia de pareja para ayudarles a identificar los problemas y desarrollar las habilidades para resolverlos.

  3. Acepta cuando la relación se acabe. Un matrimonio sano y satisfactorio debe tener honestidad, confianza, compromiso, fidelidad, cuidado, respeto y objetivos comunes. Si alguno de estos factores falta, puede ser mejor ir por caminos separados.

  4. Pon tus necesidades antes que las de tu pareja, hijos y cualquier otra persona que puede ser afectado por el divorcio. Los hijos serán más felices siendo el producto de un hogar roto que vivir en uno, dice el psicólogo Dr. Phil McGraw. No permanezcas con tu pareja por el bienestar de los niños si eso significa vivir con estrés e infelicidad. Encuentra la respuesta en tu interior. Hay una parte de ti que sabrá si el divorcio es lo correcto, dice Judith Johnson, una ministro interreligiosa que tiene un doctorado en psicología social.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por esteban arenas