¿En qué se dividen las grasas durante la digestión?

Las grasas son una parte esencial de su dieta; ayudan a regular la temperatura corporal, ayudan en la producción de hormonas, ayudan al cuerpo a absorber vitaminas solubles en grasa y muchas otras funciones. Para que tu cuerpo puede utilizar la grasa para estas funciones, tiene que ser digerida en una molécula menos compleja. Durante la digestión, las grasas se dividen en ácidos grasos o colesterol y son absorbidas en el torrente sanguíneo.

Digestión de las grasas

Las moléculas de grasa son grandes y complejas. Los ácidos biliares de tu hígado disuelven primero las grasas en compuestos minúsculos. Después, las enzimas pancreáticas e intestinales dividen las moléculas todavía más en ácidos grasos o colesterol. En este punto, los ácidos biliares entran en acción del nuevo, combinándose con las moléculas de ácido graso o colesterol permitiendo que sean absorbidas en el revestimiento intestinal llamado mucosa. Después de pasar a través de eso, se reconstruyen en moléculas más grandes que son absorbidas en los vasos sanguíneos y linfáticos cerca del intestino, en donde se dispersan en las venas en tu pecho o se depositan como grasa en varias áreas del cuerpo.

Ácidos grasos y colesterol

Ingerir grasas proporcionan ácidos grasos esenciales que son requeridos para las funciones diarias, pero que no pueden ser fabricados en tu cuerpo. Algunas de esas grasas que consumes se digieren y se separan en ácido linolénico y linoleico. Estos tipos de ácidos grasos ayudan a controlar la inflamación, soportan el desarrollo cerebral normal y permiten que la sangre coagule normalmente. El colesterol es una sustancia grasa que necesitas para producir hormonas al igual que para darle fuerza y estructura a las células y las paredes arteriales. Aunque necesitas algo de colesterol en tu cuerpo, todo lo que necesitas se produce en el hígado. Cualquier colesterol adicional que consumas se acumula en las paredes arteriales (una condición llamada ateroesclerosis) o es metabolizado y excretado.

Tipos de grasas

Algunos tipos de grasas son mejores para ti que otras. Limita las grasas saturadas y trans en tu dieta. Estas poco saludables grasas "malas" incrementan el colesterol total, la dañina lipoproteína de baja densidad, o LDL, el colesterol e incrementan tus probabilidades de tener una enfermedad cardíaca. Las grasas trans son particularmente malas para ti porque no sólo elevan los niveles de LDL, sino que también disminuyen la lipoproteína de alta densidad, o HDL, en la sangre. La HDL es el colesterol "bueno" que juega un papel para deshacerse del exceso de colesterol LDL en el cuerpo. Reemplazar estas grasas dañinas con grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas, o MUFA y PUFA, puede mejorar los niveles de colesterol en la sangre, reducir tu riesgo de desarrollar diabetes tipo II y por último disminuir tu riesgo de enfermedad cardíaca.

Cuánto

Como la grasa tiene tantos papeles importantes en tu cuerpo, asegúrate de que aproximadamente del 20 al 35% de las calorías totales que consumes vengan de las grasas, sugieren los Centers for Disease Control and Prevention. Todas las grasas, buenas o malas, proporcionando de calorías por gramo. Si tu dieta consiste en 2,000 calorías diariamente, puedes consumir de 44 a 78 g de grasa a lo largo del día.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por laura de alba