Distintas formas de cocinar las zanahorias

Las zanahorias crudas son una merienda nutritiva y desempeñan un papel protagónico en una bandeja de vegetales, pero también se pueden cocinar de distintas formas. Muchas técnicas culinarias destacan el azúcar natural de las zanahorias, creando un exterior caramelizado en esta verdura. Las zanahorias cocidas te dan nuevas opciones de platos de acompañamiento y funcionan bien en diversos platos principales.

Salteadas

El método de salteado cocina pequeños trozos de zanahoria a una textura tierna con zonas doradas crujientes, dependiendo de cuánto tiempo se cocinen. Puedes cocinar las zanahorias con otras verduras como parte de una comida sofrita, o saltearlas y servirlas como guarnición. Si no posees una sartén wok, simplemente calienta el aceite en una sartén regular. Añade las rodajas de zanahoria a la sartén caliente y revuelve con frecuencia mientras se cocinan. Agrega la salsa del salteado o salsa de soja si quieres un sabor extra.

Hervidas

Usando un recipiente con sal, hervir agua es otro método de cocinar las zanahorias. Las zanahorias pequeñas funcionan bien para hervir, dado su tamaño. También puedes cortar zanahorias grandes en bobinas o en trozos. Coloca los trozos de zanahoria en el agua una vez que esté hirviendo. Las zanahorias deben llevar entre cinco y 10 minutos, dependiendo de su tamaño. Revisa una de las zanahorias sacándola del agua y córtala con el tenedor.

Al vapor

El vapor utiliza el agua caliente, pero las zanahorias no van directamente al agua. En su lugar, se apoyan en una cesta de vapor que está justo por encima del agua. A medida que se calienta la cacerola, el agua genera vapor que se filtra a través de la canasta para cocer las zanahorias. El método de vapor toma entre 10 y 20 minutos, dependiendo del tamaño de las piezas de zanahoria. Comprueba las zanahorias con frecuencia para que no se cocinen demasiado y se vuelvan blandas.

Horneado

Esta cocción tiene lugar en el horno y produce zanahorias crujientes y doradas con muchos puntos caramelizados. Este método mejora la dulzura de la zanahoria. Utiliza zanahorias pequeñas o grandes pero cortadas en secciones finas de 2 pulgadas. Mezcla los trozos de zanahoria con 2 cdtas. de aceite de oliva. Sazona los trozos con tus especias secas favoritas, como el orégano, la pimienta de cayena, sal, ajo en polvo y la pimienta. Separa las zanahorias en una bandeja para hornear con un borde para que las zanahorias estén en una sola capa. Asa las zanahorias unos 25 minutos a 400 grados Fahrenheit. Voltéalas dos o tres veces durante el proceso de modo que se doren en forma pareja.

Asadas

Las zanahorias grandes funcionan en la parrilla para un acabado ahumado, carbonizado. Las delgadas funcionan mejor, ya que se cocinarán más rápido, pero también se pueden cortar las zanahorias gruesas a la mitad o en cuartos para hacerlas más pequeñas. Aplica una capa ligera de zanahorias en aceite de oliva y sazona si lo deseas. El calentamiento indirecto funciona mejor para las zanahorias los primeros 15 a 20 minutos. Una vez que estén tiernas, muévelas directamente sobre la fuente de calor durante dos o tres minutos para dorar ligeramente las verduras.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por susana lópez millot