Distensión muscular en el muslo superior por correr y trotar

Correr y trotar --especialmente en terreno montañoso-- son formas geniales para impulsar la aptitud cardiovascular, desarrollar fuerza en la pierna y, al menos en el último caso, disfrutar una dosis de la Madre Naturaleza. Dicho esto, el ejercicio vigoroso de levantamiento de pesas siempre conlleva un grado de riesgo de lesión a los músculos de la pierna, y cuando se trata de escalar, los músculos alrededor del muslo superior están especialmente susceptibles a tensiones y otros males.

Anatomía

El músculo superior incluye un gran número de músculos si los abductores y flexores de la cadera, los cuales se originan o se unen en la región, están incluidos. Los primeros y principales son los cuatro músculos largos del cuadríceps --los tres vastos y el recto femoral-- que se extienden en la parte inferior de la pierna en la rodilla. Luego están los músculos abductores o de la ingle, que actúan para juntar los muslos. Finalmente, los flexores de cadera, dirigidos por el iliopsoas, flexiona el muslo en la cintura y así levanta la pierna entera del piso al comienzo del ciclo de dar pasos.

Distensión del abductor

Una distensión del abductor o la ingle ocurre cuando hay un desgarre parcial en los músculos abductores, que se originan en la pelvis y se insertan en el fémur interior, o hueso del muslo. Estos músculos actúan para estabilizar la pelvis, especialmente durante el movimiento lado a lado, de forma que las lesiones en los abductores son especialmente probables durante cambios rápidos de dirección, pues toman su lugar cuando trotas en un terreno áspero. También, la aceleración repentina mientras corres puede causar distensión en la ingle. Un calentamiento inadecuado te predispone a esta clase de lesión, especialmente si eres un corredor mayor. El descanso, colocar hielo en el área y los medicamentos antiinflamatorios son usualmente suficientes para tratar una distensión leve de este tipo.

Distensión del cuadríceps

Una distensión del cuadríceps o "tirón" está entre las lesiones más comunes en corredores en los eventos de carreras, pero pueden afectar a los corredores lentos y trotadores también. Los músculos "cuadríceps", se originan en la pelvis y se unen en la parte superior de la tibia, o hueso de la espinilla. De los cuatro músculos cuadríceps, el recto femoral es el que se tensa más comúnmente. Es difícil perder un músculo de cuadríceps con un tirón, el comienzo repentino de dolor en la porción media superior del muslo es una característica de esta lesión. Para reducir la probabilidad de este accidente, calienta adecuadamente antes de trotar o correr, y si te desgarras un cuadríceps, descansar, colocar hielo y posiblemente antiinflamatorios son los tratamientos a elegir.

Distensión del flexor de la cadera

Los músculos flexores de cadera --los más importantes en donde están los músculos iliopsoas-- se originan en la espalda inferior y se insertan en la parte superior del fémur. Mientras más rápido corras, más grande será el grado que ocuparás tus flexores de cadera. También, si haces una caminata un poco más desafiante que requiere escalar muchas pendientes, incluso si sólo haces estiramientos cortos, pondrás tus flexores de cadera en un alcance de movimiento más grande de lo normal. Una distensión de estos músculos produce dolor en el frente del muslo y posiblemente también en la ingle, este dolor se hace peor alzando la pierna hacia el pecho, particularmente contra la resistencia. El tratamiento es similar para el relacionado a la distensión muscular: descanso por los días que sean necesarios, aplicar hielo y usar medicamentos antiinflamatorios si es necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por l. t. davidson | Traducido por luisa santana