Distensión del abductor

Una distensión del abductor ocurre cuando uno de los músculos que mueven tus brazos o piernas hacia el costado, lejos de la línea media vertical de tu cuerpo, se estira demasiado causando un desgarro parcial o una separación completa de las fibras musculares. Consulta a tu médico para determinar la gravedad de las lesiones y desarrollar un plan de tratamiento global que te ayudará a recuperarte tan rápido como sea posible y minimizar tus riesgo de sufrir problemas recurrentes.

Anatomía

La porción media del músculo deltoides y el supraspinatus actúan con los principales abductores del hombro y los glúteos medio y menor son los principales abductores de la cadera. Estos músculos se estiran cuando te mueves en el rango opuesto de movimiento, abducción del hombro o la cadera, lo que los hace susceptibles a una lesión por distensión muscular.

Síntomas

Los síntomas de una distensión del abductor incluyen dolor localizado e hinchazón, particularmente cuando mueves tu hombro o tu cadera del hacia afuera del cuerpo, dependiendo de la ubicación de la lesión. Además podrías sufrir espasmos musculares y tener dificultad para contraer los músculos afectados.

Tratamiento

El tratamiento inicial para una distensión del abductor es reposo por al menos 48 horas. Aplica una compresa fría durante 20 minutos por vez cada una o dos horas durante este tiempo para minimizar la inflamación. Además, vendar la zona afectada y elevar el brazo o la pierna podría ser beneficioso. Toma medicamentos antiinflamatorios y analgésicos según las instrucciones de tu médico. Comienza un programa de rehabilitación luego de que haya pasado la molestia inicial y la hichazón haya cedido. Tu médico puede recomendarte usar una férula si la distensión es severa y en algunos casos incluso puede ser necesaria una cirugía.

Rehabilitación

Considera contratar a una fisioterapeuta para diseñar un programa de ejercicios de rehabilitación luego de sufrir una distensión en el abductor. Un programa bien diseñado incluye ejercicios de estiramiento y resistencia para restaurar tu fuerza y flexibilidad. Colocar tu brazo afectado cruzado sobre el pecho y sostener la postura durante 10 segundo o cruzar tu pierna afectada por sobre la otra son ejemplos de ejercicios apropiados de estiramiento que se enfocan en los abductores de hombros y caderas respectivamente. Elevar los brazos, las piernas, la prensa militar (military press) y los remos de pie son ejemplos de ejercicios de resistencia que se enfocan en los músculos afectados. Es bueno que además agregues ejercicios pilométricos al final del programa, especialmente si practicas deportes. Consulta a tu médico si sufres contratiempos al participar del programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew schirm | Traducido por paula santa cruz