Cómo disimular el olor fuerte de una loción para manos

Algunas lociones para manos y cremas para el rostro que tienen un rico aroma en la tienda resultan ser más fuertes de lo que esperabas cuando las compras. Puedes reducir el olor intenso diluyéndolas con otros productos que no les quiten sus beneficios originales. Si la fragancia no es tu preferida, también le puedes dar otro uso a la loción en vez de simplemente diluirla o desperdiciarla.

Añade una loción inodora

Si te encanta el aroma en general y la sensación de tu loción nueva, pero es demasiado abrumador para tus gustos, la solución más simple es mezclarla con un poco de loción inodora. Mezcla partes iguales de ambas lociones en una taza medidora o recipiente. Añade más loción inodora o aromática hasta que llegues al nivel de fragancia que te guste. Ten un recipiente vacío a mano, como el de tu producto original, para guardar la mezcla terminada.

Conserva los beneficios de tu loción

Cada loción viene con beneficios específicos, incluyendo la humectación, protección solar o alivio de la piel. Cuando mezcles un producto inodoro, ten la precaución de encontrar una fórmula similar a la de tu producto aromatizado, en lo posible de la misma marca y línea de productos. Por ejemplo, no agregues un humectante común e inodoro a un bloqueador solar aromatizado o diluirás las protecciones importantes que ofrece el producto.

Limpia tu sentido del olfato

Es probable que cuando diluyas el aroma experimentes una fatiga olfativa o una incapacidad de determinar adecuadamente la intensidad o calidad del aroma. Toma un instante para salir de la habitación o incluso huele un poco de café como lo hacen los profesionales; así limpiarás tu paleta olfativa. Cuando vuelvas a la mezcla, ponte un toquecito en la mano y deja que se mezcle con tu propio aroma antes de hacerle algún cambio o volver a embotellarla.

Dale otro uso a la loción

En vez de mezclar la loción para reducir su aroma fuerte, piensa en darle otro uso. La loción humectante se puede usar en lugar de la crema de afeitar y enjuagarse para dejar un aroma más suave que el de la loción original. También te puedas pasar un poco de loción en el pelo para controlar la estática y el frizz o usarla como emoliente para los productos de cuero. Finalmente, puedes obtener los efectos humectantes de tu loción fuerte sin olerla usando guantes de trabajo. Tus manos se mantendrán suaves y libres de ampollas luego de realizar las tareas del jardín y otros quehaceres del hogar.

Más galerías de fotos



Escrito por e. anne hunter | Traducido por laura guilleron