Cómo disculparse ante un adolescente

Criar a un hijo es algo difícil y como padre, en algún momento, vas a cometer un error que va a necesitar una sincera disculpa ante tu hijo. Cuando tu comportamiento o conducta requiera una disculpa, puedes usar esta situación como un momento de aprendizaje valioso con tu hijo adolescente. Cuando te disculpes con tu hijo, no sólo le estarás demostrando que lo valoras y te importa, sino que estarás demostrando un gran ejemplo de una conducta respetuosa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Piensa en la situación cuidadosamente antes de disculparte, aconseja la trabajadora social Laura Kuehn, en el sitio web Cornerstones for Parents. Discierne tus motivos y explora qué te llevó a cometer un error. Este autodescubrimiento te ayudará a formular tus disculpas para que le lleguen a tu hijo adolescente y al corazón de la cuestión.

  2. Planifica tu disculpa para que las des de una manera sincera y sensible. Podrías incluso tomar notas o ensayar los puntos que deseas cubrir para que no se te olvide decir algo.

  3. Acércate a tu hijo adolescente cuando puedas hablar en privado. Si es necesario, cítala a un lugar donde puedan hablar a solas por un momento o dos.

  4. Mira a tu hijo adolescente a los ojos y dile que te arrepientes de lo ocurrido. Enumera los errores que cometiste para que entienda por qué te estás disculpando y luego pregúntale si te perdonará.

  5. Escucha si tu adolescente tiene emociones o pensamientos que expresar. Trata de evitar una reacción exagerada o ponerte a la defensiva acerca de los comentarios de tu hijo adolescente. Sigue centrado en los aspectos o acciones por las que estás pidiendo disculpas. Aguanta y deja que tu hijo adolescente exprese sus sentimientos para que puedas llegar a un punto en el que acepte tu disculpa.

  6. Dile a tu hijo que entiendes el error que cometiste, que has estando pensando un poco acerca de por qué y cómo ocurrió y dile que vas a hacer todo lo que puedas para asegurarte de que no se repita de nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por beatriz sánchez