Cómo disciplinar a un niño que no escucha

Incluso el niño más dulce y obediente a veces no escucha a sus padres, pues los niños naturalmente prueban los límites y fronteras a medida que aprenden a funcionar independientemente. Ask Dr. Sears señala que los niños necesitan disciplina durante su crecimiento y aprendizaje para ayudarles a sentirse seguros y construir sus propios controles internos. Para ser eficaces disciplinarios, los padres deben enseñar a los niños las reglas, establecer límites y enseñar nuevas habilidades de afrontamiento a un nivel apropiado para la edad.

Manejar su espacio

Mantén a tu hijo seguro mediante el control de su entorno, removiendo objetos de tentación que pueden desencadenar el mal comportamiento. Mueve sustancias peligrosas, tales como artículos de limpieza, insumos, medicamentos o armas de fuego fuera del alcance de tu hijo y ponlos en gabinetes con llave cuando sea posible. Ask Dr. Sears sugiere establecer un entorno de crianza donde tu hijo se sienta seguro y sus necesidades sean consistentemente y apropiadamente reconocidas. Este lazo se convertirá en la base para una disciplina efectiva a medida que el niño madura porque él confíe en ti y respeta tus límites.

Di "no" comúnmente

Uno de los primeros límites que los padres establecen con los niños es decir "no", según KidsHealth. Utiliza el tiempo de castigo con un niño más joven indicándole que se siente solo en un lugar tranquilo sin distracciones, aproximadamente un minuto por cada año de su edad para permitirle calmarse y experimentar las consecuencias de no escuchar. Trate racionalizar con los niños mayores, restringiendo sus movimientos a un área de la casa, tal como su dormitorio, por una noche.

Explica lo que quieres decir

Los niños necesitan entender por qué estás imponiendo reglas y expectativas con el fin de aplicar lo aprendido a nuevas situaciones, según KidsHealth. Explica la regla y resumir las consecuencias de la desobediencia de una manera concreta. Recompensa positivamente el comportamiento en igual medida, enseñando habilidades de afrontamiento y educando a tu hijo sobre las formas adecuadas de comportarse. Si persiste el mal comportamiento, usa una gráfico para rastrear los castigos y recompensas para hacer el concepto visual y concreto.

Sé realista

Haz la disciplina para niños en edad escolar, realista y limitada en el tiempo. Usa las consecuencias naturales, tales como no tener más galletas si se las da de comer al perro. Escucha y empatiza con los sentimientos de tu hijo mientras te mantienes constante con los límites y la imposición de consecuencias. Cuando debes imponer una consecuencia, HealthyChildren.org sugiere retener artículos tales como juguetes que a tu hijo le gusten, sin quitar los artículos que necesita, como comida o ropa.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda scottsdale | Traducido por paulina illanes amenábar