Cómo disciplinar a los adolescentes cuando les pegan a sus hermanos

Los hermanos pelean en todas las familias, pero puede ser difícil saber cómo reaccionar cuando un adolescente les pega a sus hermanos menores. Aunque es importante que disciplines a tu hijo adolescente para que aprenda que la violencia siempre es mala, también debes tomarte el tiempo de afrontar la causa de la violencia. Laura Berk, profesora de psicología de la Universidad de Illinois, afirma que la rivalidad entre hermanos en efecto aumenta durante los años de adolescencia y que muchos adolescentes se sienten celosos de la atención que piensan que reciben sus hermanos menores.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Explícale a tu hijo adolescente que no tolerarás la violencia en tu casa y adviértele que si sigue pegándoles a sus hermanos habrá consecuencias fuertes. Esto puede ser no dejarlo jugar deportes o castigarlo los viernes a la noche. Cualquiera sean las consecuencias, debes asegurarte de cumplirlas la próxima vez que le pegue a uno de sus hermanos.

  2. No te dejes manipular ni intentes hacer razonar a tu hijo. Si te dice que las consecuencias no son justas porque sus hermanos lo estaban molestando, dile que te ocuparás de ellos por haberlo molestado, pero que esperas que les dé el ejemplo. Él debe aprender que cuando sea adulto la gente lo molestará y no puede reaccionar pegando cada vez que esté enojado.

  3. Pasa más tiempo con tu hijo. Una pelea ocasional es una cosa, pero las razones subyacentes para pegar constantemente se deben tratar. Según Berk, los adolescentes que son violentos con sus hermanos a veces se sienten incomprendidos o rechazados por sus padres. Para disminuir su frustración y el deseo de pegarles a sus hermanos es importante participar en actividades que él disfrute, como por ejemplo verlo jugar un deporte o ir al centro comercial juntos.

  4. Ayuda a mejorar la relación entre el adolescente y sus hermanos promoviendo el espíritu de equipo saliendo juntos en familia o haciendo deportes. También puedes pedirle que te ayude a cuidar a sus hermanos, lo que le dará responsabilidad y lo ayudará en su relación con ellos. Una consecuencia por haberle pegado a su hermano menor puede ser, por ejemplo, que deba leerle un cuento por una semana. Si tu hijo adolescente siente que protege a sus hermanos, será menos probable que les pegue.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen maughan | Traducido por noelia menéndez