Cómo disciplinar a un adolescente por obtener malas calificaciones

Cuando las calificaciones de un niño empiezan a bajar, los padres pueden alarmarse. Mientras que algunos adolescentes simplemente dejar de poner atención en clase una vez que llegan a determinada edad, el bajo desempeño académico puede indicar una causa subyacente más seria en algunos chicos. Es importante que manejes esta situación de forma que evites que tu hijo desista, mientras lo motivas para que lo haga mejor. El objetivo principal de un padre es encontrar por qué las calificaciones están bajando y diseñar un plan basado en la causa subyacente, de acuerdo con la trabajadora social Carole Banks para la página web Empowering Parents (Empoderando a los padres), más que simplemente disciplinar al hijo basados en estos resultados académicos pobres.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cosas que necesitarás

Instrucciones

    Paso 1

  1. Habla con tu hijo. Antes de disciplinarlo, debes saber por qué sus calificaciones están bajando. Si puedes determinar la razón de sus problemas, es más fácil tener una solución que funcione para ambos, dice Banks.

  2. Ten expectativas realistas. No todos los adolescentes tendrás calificaciones perfectas durante la preparatoria, dado que cada chico es diferente. Si tu adolescente se está esforzando en sus deberes, pero simplemente no obtiene resultados, disciplinarlo puede tener un efecto adverso, sugieren los terapeutas familiares Jane Nelsen y Lynn Lott en su libro "Positive Discipline for Teenagers" (Disciplina positiva para adolescentes).

  3. Evita castigar a tu adolescente quitándole cosas. Si tu hijo disfruta hacer algo y es bueno en eso, quitárselo no lo motivará. De hecho, quitarle sus aficiones puede causar que desista por completo, lo que traerá más problemas académicos, de acuerdo con Nelsen y Lott.

  4. Estructura tu vida familiar. Una razón común para los problemas escolares es la falta de estructura en casa. Si tu adolescente sabe que debe terminar su tarea antes de prender la televisión o de visitar a sus amigos, es más probable que la termine, sugiere Banks.

  5. Permite que las consecuencias naturales ocurran. Si nada más funciona, permite que tu adolescente repruebe. Aunque es difícil para algunos padres, puede generar disciplina en el chico, de acuerdo con el sitio web de Nemours Foundation, KidsHealth (Salud infantil). Si el chico es forzado a ir a la escuela de verano mientras sus amigos están disfrutando su tiempo de ocio, es probable que trabaje más duro en la escuela el próximo año.

Consejos y advertencias

  • Cada niño reacciona diferente a la intervención parental, así que trata distintas cosas cuando determines una solución.
  • Los problemas de alcohol y drogas pueden ocasionar bajo rendimiento académico, así que mantente alerta a esta situación.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremi davidson | Traducido por esteban arenas