Cómo disciplinar a un adolescente irrespetuoso

La vida en familia con un adolescente rebelde puede ser difícil y francamente desagradable. Un adolescente que muestra una falta de respeto a los padres, otros miembros de la familia e incluso a personas ajenas a la familia, puede estar exhibiendo el trato que ha recibido. Independientemente de la razón o motivación, es importante proporcionar la disciplina cuando veas que tu hijo adolescente actúa sin respeto hacia los demás. Al igual que cualquier expectativa de comportamiento, haz un seguimiento para que tu hijo adolescente sepa que vas a hacer cumplir tus reglas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Llama la atención ante la falta de respeto cuando la escuches o veas. Al llamar la atención sobre las acciones o comportamientos irrespetuosos, ayudas a educar a tu hijo adolescente sobre lo que, en tu opinión, constituye una falta de respeto. Le podrías decir: "¡Oh! Eso no suena muy bien. No me gusta oírte hablar así. Tus palabras suenan desagradable e irrespetuosas".

  2. Ten una conversación sobre el respeto para establecer expectativas claras. Tus expectativas para el respeto pueden incluir hablar educadamente, no interrumpir, escuchar con calma, no usar lenguaje ofensivo, no insultar, pedir permiso a los demás antes de tocar o usar sus pertenencias, guardar los artículos cuando hayas terminado de usarlos, y hacer las tareas y hacer el trabajo lo mejor que se pueda de acuerdo a las capacidades que se tienen. Revisa cada punto para asegurarte de que tu hijo ha entendido tus expectativas.

  3. Deja de involucrarlo y de escuchar a tu hijo si él se niega a actuar con respeto. La táctica de ignorar puede ser una herramienta efectiva para modificar la conducta, de acuerdo a lo que señala Brenda Langerud de North Dakota State University. Cuando tu hijo habla con rudeza o usa un lenguaje ofensivo, ignóralo. Le puedes decir que lo escucharás y responderás gustosamente cuando te hable con respeto. Si esto pasa, sigue adelante y escúchalo como lo prometiste.

  4. Revisa tu propio comportamiento para asegurarte de que estás modelando el respeto al interactuar con los demás. Sigue todas tus propias expectativas a medida que interactúas con tu hijo adolescente, familiares y otras personas fuera de la familia.

  5. Instituye un plan para fomentar un comportamiento respetuoso. Holly B. Tiret, de la Michigan State University sugiere el uso de incentivos y el refuerzo positivo para fomentar un comportamiento respetuoso. Haz una lista de algunos comportamientos respetuosos que deseas animar. Asigna puntos por exhibir un comportamiento respetuoso y deduce puntos por exhibir un comportamiento irrespetuoso. Cuando el adolescente obtiene un número determinado de puntos, puede ganar una actividad especial, como una película o un viaje a una galería. Haz que tu hijo haga aportes a medida que creas el plan para asegurarte de que coopera.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por vanina frickel