¿Cómo se digieren, absorben y eliminan los carbohidratos?

Los carbohidratos son los alimentos que contienen azúcares y almidones, incluyendo la fibra dietética saludable que se encuentra en los granos enteros y los azúcares simples rápidamente absorbidos encuentran en los dulces. La digestión de carbohidratos comienza en la boca y procede a través del tracto digestivo, ya que la mayoría de los carbohidratos se descomponen en sus formas más simples para su uso como combustible. Las formas de fibras insolubles se eliminan a través de la excreción.

Boca

Romper las cadenas de polisacáridos largas de hidratos de carbono complejos comienza en la boca, con la enzima amilasa salival. Masticar rompe físicamente los carbohidratos en trozos más pequeños, creando una mayor superficie para que la amilasa salival comience a trabajar. Después de masticar, los hidratos de carbono se ingieren y pasan a través del esófago hasta el estómago, donde el ácido estomacal detiene la eficacia de la amilasa salival. No se produce la digestión de carbohidratos adicional hasta que la mezcla se mueva desde el estómago hacia el intestino delgado, de acuerdo con la anatomía avanzada en línea de la University of Wisconsin y el programa de fisiología.

Intestinos

En el intestino delgado, una enzima llamada amilasa pancreática, liberada por el páncreas, continúa descomponiendo largas cadenas de sacáridos de hidratos de carbono complejos en disacáridos o azúcares de doble molécula tales como sacarosa. Enzimas adicionales, lactasa, maltasa y sacarasa, luego rompen los disacáridos abajo en monosacáridos, o azúcares de una sola molécula como la glucosa. Los carbohidratos refinados tales como harina blanca y el azúcar se digieren rápidamente y en su mayoría son absorbidos rápidamente en el extremo superior del intestino delgado, según la United Nations Food and Agricultural Organization. Los carbohidratos más complejos y menos fácilmente digeribles tales como granos enteros son digeridos hacia el extremo inferior del intestino delgado, cerca del íleon. Las vellosidades, o pequeñas protuberancias en forma de dedo en el intestino grueso y el íleon que absorbe materiales digeridos, varían dependiendo si la dieta es rica en hidratos de carbono de granos refinados o integrales.

Hígado

Una vez que los carbohidratos se descomponen por las enzimas digestivas en monosacáridos, estos monosacáridos se absorben por el hígado y se almacenan como combustible para ser utilizado por el cuerpo. Una molécula llamada transportador de hexosa dependiente de sodio mueve una sola molécula de glucosa junto con dos iones de sodio en las células epiteliales de la mucosa intestinal. El sodio se intercambia a continuación, fuera de la célula y pasa al torrente sanguíneo por el potasio, y la glucosa liberada se mueve en el torrente sanguíneo por un transportador de glucosa, de acuerdo con la Colorado State University. A partir de ahí, la glucosa se ​​mueve hacia el hígado hasta que se necesite como energía para las funciones del cuerpo.

Fibra

La fibra dietética es una forma compleja de hidratos de carbono que pasa a través del cuerpo esencialmente sin digerir. Aunque la fibra dietética consta de polisacáridos, el cuerpo humano no contiene enzimas que la descompongan en componentes absorbibles. La fibra dietética lleva el agua hacia los intestinos, suavizando las heces para facilitar la excreción mientras ayuda a prevenir el estreñimiento y las hemorroides, de acuerdo con los Servicios de Salud de Cornell University Gannett. La fibra dietética también puede retardar la digestión de los hidratos de carbono, lo que permite que los azúcares entren en el torrente sanguíneo más lentamente, lo que ayuda a prevenir la hiperglucemia.

Más galerías de fotos



Escrito por cindy hill | Traducido por carlos alberto feruglio