Diferentes tipos de descarga vaginal

Los cambios en descarga vaginal son una razón común por la que las mujeres buscan consejo de los profesionales de la salud, de acuerdo con los autores de un artículo publicado en el número del 5 de marzo de 2013 de "Prescriber". Existen diferentes tipos de descargas vaginales. Algunos son normales, pero otros son provocados por infecciones de bacterias y hongos y algunas pueden ser transmitidas sexualmente. Un cambio en la cantidad, olor, consistencia o color de la descarga vaginal podría indicar un problema.

Descarga anormal

La descarga vaginal normal es de transparente a blanca y de muy delgada a pastosa en cuanto a su consistencia. No provoca comezón o quemazón y puede tener un ligero olor o ser incolora. La cantidad y consistencia de la descarga vaginal normal varia, dependiendo de la parte del ciclo en la que te encuentres. La ovulación, el ejercicio y la excitación sexual incrementa la cantidad de la descarga vaginal. En un artículo publicado en septiembre de 2013 en el "International Journal of Reproduction, Contraception, Obstetrics and Gynecology" los investigadores reportaron que de 500 mujeres no embarazadas que asistieron a una clínica ginecológica con preocupaciones por su descarga vaginal durante un marco de tiempo de 1 año, el 50% no tenía ninguna anormalidad.

Vaginosis bacteriana

La descarga vaginal normal contiene bacterias de ocurrencia natural (flora vaginal) que mantienen a la vagina ligeramente ácida. Cuando la mezcla de bacterias en la flora vaginal se desequilibra y el ambiente ácido normalmente se vuelve demasiado alcalino, puede ocurrir una vaginosis bacteriana. El primer signo de vaginosis bacteriana podría ser un fuerte olor a pescado que incrementa después de las relaciones sexuales o alrededor de tu período. La descarga vaginal de la vaginosis bacteriana es regularmente de gris a blanca y puede ser más densa y más abundante de lo normal. Las duchas incrementan el riesgo de vaginosis bacteriana. Éste tipo de descarga vaginal no se considera una infección de transmisión sexual. Sin embargo, la vaginosis bacteriana puede coexistir con enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia.

Infección por hongos

La descarga vaginal blanca como con una consistencia como cuajada, podría indicar una infección por hongos. Los hongos se encuentran normalmente presentes en la materia fecal y pueden contaminar la abertura vaginal. El crecimiento de hongos en la vagina se mantienen normalmente a la raya por las bacterias de ocurrencia natural presentes. Altos niveles de estrógeno que ocurren durante el embarazo y con el uso de anticonceptivos orales y niveles de azúcar altos como con la diabetes pueden alterar el ambiente vaginal y promover el crecimiento de nuevos hongos. Aproximadamente 3 de cada 4 mujeres experimentan una infección por hongos al menos una vez durante toda su vida, de acuerdo con los autores de un artículo en abril de 2011 en "American Family Physician".

Infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual en ocasiones, pero no siempre, provocan un cambio notable en la descarga vaginal. Por ejemplo, algunas mujeres con tricomoniasis pueden experimentar un incremento significativo en su descarga, que podría tener una apariencia espumosa. La comezón y el dolor al orinar son otros síntomas posibles. Aunque la mayoría de las infecciones de trámite y gonorrea no provocar síntomas, algunas mujeres reportan un cambio en su descarga vaginal.

Consideraciones

Discute cualquier preocupación sobre los cambios en la cantidad, consistencia, color u olor de tu descarga vaginal con tu médico. Aunque muchos de estos cambios podrían ser normales, es mejor asegurarse y tener el problema evaluado.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne henderson | Traducido por laura de alba