Diferentes maneras de cocinar maíz en grano

El dulce y fresco maíz en grano entero (whole kernel corn) es un agregado muy apreciado en las comidas de verano, pero se puede disfrutar durante todo el año si se usa maíz congelado o en conserva. Puedes cocinar el maíz para servirlos como guarnición o incluirlo en guisos, platos de sartén o ensaladas. Experimenta con nuevos métodos de cocción para variar el sabor de este clásico de todos los estadounidenses.

Hervido

La forma más fácil de cocinar el maíz fresco o congelado es hervirlo. Quita las hojas y barbas del maíz fresco y corta los granos de la mazorca. Coloca una o dos pulgadas de agua en una cacerola y agrega una pizca de azúcar en lugar de sal. Lleva el agua a hervir a fuego alto y añade el maíz. Espera a que el agua vuelva a hervir y retira inmediatamente el maíz del agua caliente si quieres los granos crujientes y húmedos o deja que hierva durante tres a siete minutos si prefieres un grano más blando. Escurre el exceso de agua y añádele mantequilla mientras está caliente. Añade sal y pimienta a gusto.

Asado

Asar el maíz en el horno es una sabrosa alternativa a hervirlo. Mezcla los granos de maíz con una pequeña cantidad de aceite de oliva y condimentos, prueba con comino (cumin), chile en polvo (chili), sal, pimienta (pepper) ajo o tus especias favoritas. Acomoda los granos de maíz en una fuente de horno poco profunda, preferiblemente en una sola capa. Ásalos en un horno precalentado a 425° F durante 20 minutos, revolviendo varias veces a medida que se doran.

A la sartén

El maíz saltado o frito es un cambio sustancioso al maíz hervido. Corta los granos de la mazorca para obtener mejores resultados o utiliza granos congelados. Derrite varias cucharadas de mantequilla sobre fuego mediano y luego agrega el maíz. Saltéalo hasta que esté cocido, aproximadamente siete a ocho minutos. Condimenta a tu gusto con sal y pimienta. Añade jalapeños o chiles suaves para realzar el sabor.

Cazuelas de maíz

Aunque el maíz en lata o congelado sirve para hacer cazuelas, también puedes hacer una deliciosa y cremosa cazuela con maíz fresco. Corta los granos de la mazorca con un cuchillo afilado. Presiona firmemente contra la mazorca para quitar tanto jugo como puedas. Mezcla el maíz con leche entera, crema líquida o crema espesa y mantequilla. Pon 1/3 de crema líquida y una cucharada de mantequilla por cada cuatro mazorcas. Sazona a tu gusto con sal y pimienta y hornea en un horno precalentado a 350° F durante 35 a 40 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por frances criquet