Diferencias entre las zapatillas para correr y caminar

Aunque un caminante puede usar zapatillas para correr, un corredor nunca deberá utilizar zapatillas para caminar por que éstas carecen del soporte y amortiguamiento apropiados para este deporte de mayor impacto. El ajuste de un zapato es primordial tanto para los corredores como los caminantes. De acuerdo a la American Academy of Podiatric Sports Medicine, el calzado deportivo perfecto para caminar o correr ofrece estabilidad, amortiguamiento y permite una zancada uniforme.

Suela y tacón

Las zapatillas para correr tienden a tener una suela más rígida. Como resultado, los caminantes en ocasiones sienten que los zapatos para correr les impiden alcanzar una zancada o marcha naturales. Las zapatillas para caminar usualmente se doblan con mayor facilidad cuando oprimes la parte frontal y posterior. Con el fin de proveer una absorción de los impactos producidos por correr, muchas zapatillas para esta actividad tienen la suela gruesa en la parte posterior. Si bien esta sección les provee amortiguamiento a los corredores, la misma puede provocar un movimiento de golpeteo en el pie cuando se camina, lo cual puede inducir lesiones en los músculos de la espinilla o tendinitis aquílea en algunos caminantes. Las suelas más gruesas también pueden provocar que quienes caminan se tropiecen. El mecanismo de la caminata se presenta con un asentamiento del pie de tipo talón-metatarsos-dedos, mientras que los corredores asientan el pie en la sección media de la planta o el antepié. Los tacones del calzado para caminar usualmente son biselados para ajustarse específicamente a la manera como los caminantes ponen los talones sobre el suelo.

Control de movimiento

Los problemas de pronación (rotar el pie hacia adentro) y supinación (rotar el pie hacia afuera) se exageran durante la zancada para correr. Muchas zapatillas para correr ofrecen características de control de movimiento que mantienen tu pie en una posición más neutral. Aunque algunos zapatos para caminar proveen estabilidad, estos no ofrecerán el mismo grado que los diseñados para correr.

Peso y diseño

Las zapatillas para correr usualmente son más ligeras que las empleadas para caminar, para ayudar al corredor a moverse más rápido. Puesto que hay una demanda superior para el calzado para correr, los fabricantes ofrecen una mayor variedad de éste en términos de colores y diseño.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por jhonatan saldarriaga