Diferencias entre tomar la temperatura de un niño por la boca y debajo del brazo

Cuando tengas que tomar la temperatura de tu hijo, tienes un par de opciones para obtener una lectura precisa. Puedes tomar la temperatura por la boca colocando el termómetro debajo de la lengua o en la axila, al colocarlo bajo el brazo. Comprender las diferencias entre los dos métodos te ayudará a determinar si tu hijo tiene fiebre.

Temperatura oral

Cuando un niño alcanza la edad de 4 o 5 años, es probable que esté listo para que le tomes la temperatura vía oral, según el sitio web American Academy of Pediatrics HealthyChildren.org. Lava el termómetro cuidadosamente con agua tibia y jabón y enjuágalo bien. Aplicar alcohol isopropílico al termómetro también lo desinfecta. Dile a tu hijo que abra la boca y que saque la lengua. Con su lengua arriba, desliza la punta del termómetro debajo de la lengua y que tu hijo cierre la boca con fuerza. Siéntate con tu hijo en silencio hasta que el termómetro suene y luego lee la temperatura.

Temperatura axilar

Tomar la temperatura de tu hijo bajo el brazo es apropiado desde los 3 meses de edad, según la AAP. Enciende el termómetro y colócalo bajo el brazo para que la punta del termómetro se sitúe en el punto central de su axila, al tocar solo la piel y sin ropa. Coloca el brazo de tu hijo cerca de su cuerpo y mantenlo en silencio hasta que el termómetro suene. Retira el termómetro y lee la temperatura.

Ajustes de la lectura de temperatura

Haz un ajuste entre la temperatura axilar y la temperatura oral, aconseja Cigna Cigna Health and Life Insurance Company. Agrega 1 grado en la temperatura axilar para que sea igual a la temperatura oral. Por ejemplo, si la temperatura axilar de tu hijo fue 99.1 grados, agrega 1 grado para tener la temperatura equivalente a una temperatura oral de 100.1 grados.

Precauciones

La American Academy of Pediatrics advierte a los padres no utilizar termómetros de mercurio de vidrio, debido al riesgo de roturas y posibles fugas del mercurio. Siempre usa un termómetro digital para tomar la temperatura oral y axilar. Espera un mínimo de 15 minutos después de que tu hijo beba una bebida caliente o fría antes de tomar su temperatura oral. Una temperatura de más de 99,5 grados por vía oral o 99 grados axilares confirma una fiebre, según KidsHealth. Si tu hijo tiene una fiebre de más de 104 grados en repetidas ocasiones o si la fiebre dura más de dos días en un niño menor de 2 años o más de tres días para un niño de más de 2 años de edad, llama a tu médico, recomienda el sitio web HealthyChildren.org.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por mayra cabrera