Diferencias entre pliométrico e isométrico

Isométrico y pliométrico son palabras similares, pero su significado es muy diferente. Isometría es un tipo de ejercicio que causa la contracción del músculo sin que haya un cambio en la longitud del músculo. Los ejercicios pliométricos implican movimientos grandes y rápidos como brincar y saltar. Los músculos se acortan y alargan conforme las articulaciones se mueven durante el entrenamiento pliométrico. Con estos tipos de ejercicios se obtienen diferentes resultados, pero pueden superponerse en tu programa de entrenamiento en función de los objetivos y capacidades físicas.

Ejercicios

Los ejercicios pliométricos son movimientos más bien bruscos, tales como saltar la cuerda, saltar en cuclillas y hacer flexiones pliométricas. Los ejercicios isométricos son ejercicios estáticos, tales como lagartijas hechas con el antebrazo, lagartijas laterales y poses estáticas de yoga. Ambos tipos de ejercicio pueden dirigirse a la parte superior e inferior del cuerpo, incluyendo el torso. Pero la forma en que los realizas hace la diferencia. Por ejemplo, para realizar una lagartija isométrica, simplemente comienza en posición de lagartija y luego baja el cuerpo hasta antes de llegar al suelo, a medio camino. Mantén la posición durante 10 a 30 segundos. Para realizar flexiones pliométricas, también conocidas como lagartijas de aplauso, colócate en posición de lagartija, baja el cuerpo hasta el fondo hacia el suelo, y después empújate rápidamente estirando los brazos, mientras te alejas del piso y aplaude.

Articulaciones

Los ejercicios pliométricos requieren de movimiento en las articulaciones, mientras que los ejercicios isométricos no lo necesitan. Por lo tanto, los isométricos no añaden más tensión sobre las articulaciones, mientras que los ejercicios pliométricos suelen ser de alto impacto. El tocar la tierra ejerce gran presión sobre tus articulaciones, aunque existe calzado de apoyo que puede disminuir la tensión. Incluso sostenerte a ti mismo sobre el pisto tras realizar una lagartija de aplauso coloca tensión sobre las muñecas, los codos y los hombros, lo que no ocurre al realizar lagartijas de tipo isométrico.

Objetivo

Los isométricos aumentan el tamaño del tejido muscular y la fuerza isométrica. Esto ayuda a la estabilización para proteger y apoyar las articulaciones. Debido a la falta de tensión en las articulaciones, los ejercicios isométricos son a menudo parte de los programas de rehabilitación para los pacientes con articulaciones y músculos débiles. Los atletas también se benefician del entrenamiento isométrico, ya que mejora su capacidad para mantener posiciones. Sin embargo, los ejercicios pliométricos mejoran el rendimiento deportivo, ya que hacer estos ejercicios fortalece los músculos, las articulaciones y el tejido conectivo que sostiene a ambos juntos. Los ejercicios pliométricos mejoran la velocidad y la energía, algo de lo que carecen las contracciones isométricas estáticas.

Consideraciones

Los ejercicios pliométricos e isométricos representan sus propios peligros. Los ejercicios isométricos hacen que tu presión arterial se eleve, debido a la alta cantidad de tensión ejercida sobre los músculos mientras se contraen durante los ejercicios. Los ejercicios pliométricos son severos con el cuerpo, desde la tensión por encima del promedio en el sistema músculo-esquelético, hasta la intensidad de los ejercicios. Debes tener una base de entrenamiento antes de ejercitarte con pesas de manera pliométrica. Además, descansa un minuto entre las repeticiones y descansa tres días entre los ejercicios pliométricos para recuperarte.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por eduardo sanchez