Diferencias nutricionales entre un muslo y una pechuga de pollo

El pollo puede ser una opción más saludable que la carne roja, en especial si escoges la carne de la pechuga. No obstante, muchas personas prefieren el gusto de los muslos de pollo. Son más fáciles de cocinar, y a menudo también más baratos. Cualquier opción puede ser saludable si preparas la carne de pollo de forma correcta.

Macronutrientes

Una porción de 3 onzas de carne de muslo de pollo sin piel tiene 180 calorías, 22 g de proteínas, 80 mg de colesterol y 10 g de grasa, incluyendo 3 g de grasas saturadas. Una porción de 3 onzas de pechuga de pollo sin piel tiene 140 calorías, 26 g de proteínas, 70 mg de colesterol y 5 g de grasa, incluyendo 1 g de grasas saturadas. Aunque el muslo tiene mucha más grasa, sólo 2 g de la grasa extra son de las poco saludables grasas saturadas.

Micronutrientes

La porción de carne de muslo de pollo te proporciona el 30 por ciento del valor diario (VD) de niacina, 15 por ciento del VD de fósforo, vitamina B6 y cinc, 10 por ciento del VD de riboflavina, 6 por ciento del VD de hierro y magnesio, 4 por ciento del VD de tiamina y vitamina B12, y 2 por ciento del VD de folato. La pechuga de pollo contiene menos de algunos micronutrientes, proporcionando sólo 6 por ciento del VD de cinc y riboflavina y nada de folato, pero más de otros, proporcionando el 60 por ciento del VD de niacina, 25 por ciento del VD de vitamina B6, 20 por ciento del VD de fósforo y 6 por ciento del VD de vitamina B12.

Método de cocción

Aunque hay algunas diferencias nutricionales entre la carne de estas dos partes del pollo, los métodos de cocción pueden hacer una gran diferencia en el contenido de grasa también. Recorta toda la grasa visible, y luego escoge un método de cocción que no use grasa agregada, como asar, hornear o grillar. Algunas personas cocinan la pechuga de pollo con ingredientes grasos para darle sabor, aunque en los muslos esto no es necesario.

Consideraciones

Para obtener más sabor de tu pollo con menos costo, compra el pollo que aún tenga hueso. La carne en el hueso tiene más sabor. Puedes cocinarlo con la piel y retirarla cuando el pollo esté cocido. Si realmente lo quieres sin hueso, fácilmente puedes hacerlo tú misma y ahorrar algo de dinero, ya que este sin hueso y sin piel se vende a un precio mucho más alto.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por maria eugenia gonzalez