Diferencias entre una derribada legal y una ilegal en el fútbol amerciano

La derribada sigue siendo una de las habilidades fundamentales en el fútbol americano, dado que se realiza en casi todas las jugadas. Existen reglas para asegurar la legalidad de todas las derribada que se realizan durante un partido. Los jugadores de fútbol tienen la responsabilidad de derribar a sus oponentes de forma legal, y los árbitros de la liga tienen la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de estas reglas en todo momento.

Derribadas

En el fútbol americano, los jugadores de la defensa deben detener a los atacantes derribando al que lleva la pelota. Pueden hacerlo de casi cualquier forma, aunque existen excepciones. Cuando realices una derribada, el defensor puede tomar al oponente de la camiseta o el cuerpo para tratar de detener su avance. Esto incluye tomarlo de la pierna para que caiga o golpearlo con el hombro. La jugada se detiene una vez que el defensor arroja al atacante al suelo o detiene su avance.

Atacante

Los jugadores atacantes no pueden derribar a los defensores, a menos que el defensor adquiera posesión del balón primero. El línea ofensiva, por ejemplo, puede utilizar las manos para mantener al jugador de la defensa adelante, pero no puede tirarlo al piso. Este penal suele ocurrir cuando un defensor se acerca al mariscal de campo, dado que el línea ofensiva debe hacer todo lo que se encuentre a su alcance para proteger a su mariscal. Este penal traerá como resultado que el atacante retroceda 10 yardas antes de su próximo tiro.

Derribadas peligrosas

En algunos casos, los jugadores derriban a sus oponentes de forma peligrosa, lo cual constituye un penal. Estos penales incluyen jugadas en las que el jugador que derriba utiliza la corona del casco, toma al contrario de la máscara del rostro o lo tira al piso una vez que abandonó el campo de juego. Los árbitros prestan especial atención a las jugadas en las que el defensor establece contacto con la cabeza del mariscal o un receptor desprotegido, dado que estos jugadores terminan en posiciones vulnerables.

Controversias

La NFL ha implementado nuevas reglas sobre derribadas para proteger a los jugadores, que trajeron como resultado una serie de multas. El apoyador Jerome Harrison amenazó con retirarse por estas reglas, dado que no sabía si podría continuar jugando con efectividad. La liga multó a Harrison por derribadas que no recibieron sanción durante el juego, lo cual esfuma la línea entre las legales y las ilegales. En estas derribadas, Harrison atacó a jugadores opuestos en la cabeza con su casco, causando lesiones a dos jugadores diferentes en un mismo juego.

Más galerías de fotos



Escrito por jeremi davidson | Traducido por pilar celano