Diferencias entre una colchoneta y una toalla para yoga

¿Lista para probar con yoga? Excelente idea. Pero antes de salir corriendo e invertir un montón de dinero en elementos y accesorias, espera. Hay solo dos objetos principales de equipamiento que realmente necesitas: la colchoneta de yoga y la toalla de yoga. Cuando estás comenzando, solo necesitas invertir en la colchoneta. Una vez que descubra lo agradable y beneficioso que es el yoga, puedes agregar una toalla especial y otro equipamiento.

Lo primero es lo primero: La colchoneta de yoga

Aunque el yoga se puede realizar en la arena del desierto o la playa, por lo general se practica en un estudio en el interior. Uno de los propósitos principales de la colchoneta de yoga es protegerte del piso. Al mismo tiempo, sirve como amortiguador y soporte para tu cuerpo cuando realizas las variadas posiciones de yoga. La colchoneta también proporciona una superficie flexible para ayudar a facilitar el movimiento y el equilibrio.

Todas las colchonetas de yoga no son iguales

Puedes comprar una nueva colchoneta de yoga en una tienda en línea por entre US$15 y US$100. puedes encontrar algunas más gruesas para más amortiguación y protección, mientras que otras son bastante finas para permitir mayor facilidad de movimiento. Algunas son lavables y algunas más durables. Para comenzar, una colchoneta de 1/4 a 1/2 pulgada debería darte la protección y la comodidad básicas que necesitarás. En el momento de esta publicación, ese tipo de colchonetas en casi cualquier color costaba menos de US$20.

La tela absorbente funciona: Sólo lleva una toalla

Es probable que transpires cuando practiques yoga, y necesitarás tener una toalla a mano para secar tu transpiración y proporcionar una barrera sanitaria entre tú y la colchoneta. Esto es particularmente importante cuando usas una colchoneta comunitaria proporcionada por el gimnasio o el salón de la clase. Aunque las toallas para yoga son del tamaño adecuado para encajar sobre una colchoneta y están hechas de microfibra más absorbente, no son indispensables. Una toalla para playa de tela absorbente común también sirve.

Compra la colchoneta; la toalla puede esperar

Solo recuerda que las personas han practicado yoga durante siglos sin ningún tipo de equipamiento. Comienza de a poco. Invierte tu dinero en una clase de yoga con un instructor entrenado para asegurarte de estar haciendo las poses correctas. Concéntrate en perfeccionar tu técnica, equilibrio, flexibilidad y respiración. Una vez que comiences a disfrutar de los beneficios de la práctica regular de yoga, puedes comprar el equipamiento, renovar tu colchoneta e incorporar una toalla. Como en cualquier programa nuevo de actividad física, consulta a tu médico para asegurarte de que estás lo suficientemente saludable como para hacer ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen lambert | Traducido por maria eugenia gonzalez